Una vieja disputa sobre la marca iPhone volvería a los tribunales en Brasil. IGB Electrónica, quien registró "IPHONE" en 2000, llevó el caso al Supremo Tribunal Federal en abril pasado. De acuerdo con Tecnoblog, la empresa local acudió al más alto escaño del Poder Judicial de Brasil para revertir la decisión de 2013 en donde se permite a Apple usar la marca.

IGB Electrónica solicitó un registro de la marca "G Gradiente iPhone" años antes de que el iPhone existiera. El Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI) concedió el registro en 2008 y posteriormente Apple buscó anularlo en 2013.

La pelea legal entre IGB Electronica y Apple concluyó en que la empresa local no podía impedir las ventas del iPhone en Brasil, aunque ambas usarían la marca sin exclusividad. El Supremo Tribunal Federal de Brasil mantuvo la decisión en 2018, ahora IGB busca revertirla con una apelación.

El reporte indica que el juicio duraría años, una situación poco favorable para IGB. La compañía se encuentra en recuperación judicial para negociar una deuda que asciende a 160 millones de euros. Por su parte, Apple puede usar la marca para sus dispositivos sin problema alguno, aunque no bajo el esquema de exclusividad.

El iPhone con Android que es legal en Brasil

La compañía brasileña anunció en diciembre de 2012 el Gradiente iPhone, un terminal de gama baja.

El Gradiente iPhone incluía una pantalla de 3,7 pulgadas y sistema operativo Android 2.3.4. Entre sus particularidades se encontraban una cámara de 5 megapixeles, almacenamiento expandible a 32 GB y conexión 3G con soporte para doble SIM. Todo por un precio estimado de 230 euros cuando fue lanzado a principios de 2013.

En una entrevista con Bloomberg en febrero de 2013, el presidente de IGB dijo que estaban abiertos a venderle la marca a Apple, aunque nunca fueron contactados por la empresa estadounidense. En septiembre del mismo año, un tribunal falló a favor de Apple permitiéndole usar el nombre sin infringir ningún tipo de propiedad intelectual.

El juez Eduardo de Brito argumentó que no sería justo para Apple que la exclusividad de la marca fuera propiedad de IGB Electronica debido a la diferencia entre ambos dispositivos. A pesar de haber registrado la marca, la compañía brasileña esperó 12 años para lanzar un móvil que llevara iPhone.

👇 Más en Hipertextual