El iPhone 11 se postula como la gran apuesta del año para Apple. El smartphone llegado el pasado mes de septiembre se coloca ya como el modelo más vendido del momento, según el último informe de la firma de análisis Canalys.

Los datos publicados, que reflejan las ventas cosechadas durante el primer trimestre del año, sitúan al dispositivo de la tecnológica californiana como claro líder. Se ubica, además, con una notable diferencia respecto al segundo puesto, reclamado por los Xiaomi Redmi Note 8 y Note 8T, dos dispositivos extremadamente competentes en su rango de precio. Así, se habrían vendido alrededor de 18 millones de unidades de iPhone 11 en los tres primeros meses del año.

El iPhone 11, sucesor del iPhone XR, ya apuntaba maneras a finales del pasado año, donde el gato al agua se lo llevaba este último. Datos que prueban, de nuevo, la gran estrategia de Apple de **incorporar en este dispositivo las características de sus hermanos más premium pero recortando el precio. Es posible gracias a la ausencia de algunos componentes y materiales que, a la vista está, no resultan claves para su público objetivo. Se logra así equilibrio en el que el usuario ha demostrado saber ver un gran valor a lo largo de los pasados meses.

Xiaomi y Samsung ante la gran ausencia de Huawei

Adicionalmente, los datos muestran también un cierto éxito de los iPhone 11 Pro y 11 Pro Max, cuya comercialización comenzó al mismo tiempo que la del citado iPhone 11. Estos contrastan con los varios terminales de las gamas Redmi y Galaxy A, que copan el resto de posiciones y cuyos precios de venta son sensiblemente inferiores a los de la empresa de Cupertino.

Tal y como revelaba ayer la firma de análisis, Xiaomi es la única empresa que ha mantenido el tirón notablemente durante el pasado trimestre. Uno que ha estado marcado por los inciertos tiempos que vive el mercado a causa de la pandemia del coronavirus. Tanto Samsung como Apple han experimentado una cierta caída durante el pasado trimestre, al tiempo que Huawei ve desvanecerse sus ventas en Europa. En este contexto, el nuevo iPhone SE puede actuar como potente revulsivo a la hora de elevar las ventas a golpe de menor precio.