Si el diagnóstico y seguimiento de la propagación del coronavirus ya es complicado en países desarrollados, esta realidad se recrudece en aquellos con menos recursos. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) quiere poner en marcha su propio software destinado a las zonas desfavorecidas.

Lo ha revelado por un oficial del organismo a Reuters, quien adelanta el lanzamiento de una aplicación similar a la que se puede encontrar operativa en España y otros países del mundo. Permitirá, a través de una batería simple de preguntas, ofrecer información acerca de si uno puede o no haberse visto infectado.

"El valor es alto para los países que no tienen nada", expresa el responsable de la OMS. Asegura que no puede "dejarse atrás a quienes tienen sistemas de salud frágiles". La aplicación sería capaz también de ofrecer información acerca de dónde se puede asistir para recibir tratamiento o un diagnóstico eficaz de coronavirus.

La organización espera que algunos países de América Latina y África puedan beneficiarse de la iniciativa, aunque cualquier Gobierno podrá utilizarla. La app será publicada en las tiendas de aplicaciones a nivel global, poniendo su tecnología a disposición de quien la necesite.

Seguimiento y trazabilidad

Además de la autoevaluación, una de las novedades más interesantes que podría incluir dicha app es el seguimiento de los contagios de coronavirus. Este se ha convertido en uno de los objetivos principales alrededor del mundo, desembocando, incluso, en la unión de Apple y Google al respecto. Ambas empresas enfocan sus esfuerzos en desarrollar una tecnología que permita implementar esta cualidad en millones de smartphones alrededor del globo.

La OMS aún no confirma que dicha opción vaya a estar disponible, ni está claro cuándo se pondrá en marcha la propuesta por las tecnológicas californianas en otros países. En este último caso, está planeado que llegue a integrarse de manera nativa en los smartphones, requiriendo únicamente el consentimiento del usuario para entrar en funcionamiento.

Su efectividad ha quedado probada en zonas como Corea del Sur, capaz de identificar en un corto periodo de tiempo posibles exposiciones al contagio tras confirmarse un caso positivo.

👇 Más en Hipertextual