El confinamiento por el coronavirus está afectando a todo el mundo, no solo a las personas ni la naturaleza salvaje que parece usar la ausencia de los humanos para abrirse paso. También los animales que se encuentran en zoos y acuarios notan la falta de las personas. De hecho, los humanos hemos recurrido a las llamadas en forma de vídeo para poder seguir siendo sociales. Pero parece que no somos los únicos que las necesitan. Las anguilas de jardín de un acuario de Japón necesitan vídeollamadas, según apunta la institución.

Las anguilas de jardín se están volviendo más tímidas por la falta de visitantes al acuario Sumida debido al coronavirus. Este acuario está situado en la torre Tokyo Skytree, el edificio más alto del mundo. Esta especie de anguila es muy nerviosa cuando vive en la naturaleza, por lo que en cuanto siente que hay problemas cerca, se esconde en la arena para ponerse a salvo.

No obstante, estas anguilas de jardín del Acuario Sumida, estaban tan acostumbradas a los visitantes que ya no se escondían al verlos pasar. Pero el cierre de las instalaciones a principios de marzo y, por tanto, la falta de visitantes, ha hecho que vuelvan a ser tímidas. Ahora, a la mínima de cambio vuelvan a esconderse entre la arena.

Antes, los trabajadores del acuario sabían cómo estaba la salud de estas anguilas gracias a que estaban acostumbradas a los humanos, pero ahora vuelven a esconderse y es un problema para ellos puesto que complica sus cuidados y el personal del acuario ya no puede controlar su salud tan fácilmente como antes.

¿Cómo ayudar a las anguilas?

Este es el motivo por el que el Acuario Sumida ha decidido hacer un evento de "emergencia" de tres días. Comenzó el 3 de mayo, pero todavía se puede participar. Todo el que quiera pueda llamar a las anguilas de jardín para que vuelvan a estar cómodas cerca de las personas.

Durante estos tres días, a través de FaceTime, cualquier persona podrá llamar y participar en el "festival de exhibición de cara de Chinanago", como lo ha denominado el acuario. Cinco tablets rodean el tanque de las anguilas de jardín y, aunque el sonido no deberá ser muy fuerte, por fin esta especie podrá volver a habituarse a los seres humanos. Toda la información para participar en este festival se puede encontrar en este comunicado de prensa del Acuario Sumida donde explica por qué lo hacen y cómo ayudar a las anguilas de jardín.

Así que sí, como los humanos, las anguilas de jardín de este acuario de Japón necesitan vídeollamadas, así que teniendo en cuenta que apenas podemos salir de casa, ¿por qué no ayudar a esta especia a que se vuelva a habituar a las personas? Es una buena forma de pasar el confinamiento a nivel mundial por el coronavirus.