– Abr 5, 2020, 18:42 (CET)

Cómo puede afectar a los planes de Marvel los retrasos por el coronavirus

Con el retraso confirmado de todas las películas de su Fase 4 a causa de la pandemia por COVID-19 Disney y Marvel deberán reconfigurar el complejo puzzle de su continuidad.

Marvel ha dominado el cine de blockbusters en la última década gracias a muchos ingredientes, pero dos de los principales han sido explotar dos facetas muy concretas: trasladar de la forma más genuina posible todas las conexiones que se daban entre sus personajes en el cómic a la gran pantalla, y explotar también elementos más propios de las series de televisión en su universo de películas.

Cada escena post-créditos ha sido hasta ahora un cliffhanger en su mayoría que casi obligaba a ver la siguiente entrega (o sin el casi), y cada nuevo personaje presentado alimentaba aún más la impresión en su audiencia multigeneracional de estar contemplando algo que crece con ellos.

Es por ello que el retraso provocado por la pandemia por COVID-19 anunciado este viernes por Disney/Marvel pueda ser más problemático que otros muchos de los estrenos pospuestos que ya se han dado.

Marvel iba a iniciar a finales de abril su Fase 4 con la película de Black Widow, situada en el pasado a modo de precuela, dando comienzo después a un racimo de cintas que iban a presentar los que serían los nuevos personajes de esta generación tras cerrar por todo lo alto en Endgame su Saga del Infinito. Sin embargo, parece que el virus ha sido un rival aún más poderoso que el propio Thanos.

Según anunció Marvel, así queda el nuevo calendario de estrenos:

  • Viuda Negra - 6 de noviembre de 2020 (fecha original 30 de abril de 2020)
  • Los Eternos - 12 de febrero de 2021 (fecha original 6 de noviembre de 2020)
  • Shang-Chi y la leyenda de los 10 Anillos - 7 de mayo de 2021 (fecha original 12 de febrero de 2021)
  • Doctor Strange en el multiverso de la locura - 5 de noviembre de 2021 (fecha original 7 de mayo de 2021)
  • Thor: Love And Thunder - 23 de febrero de 2022 (fecha original 5 de noviembre de 2021)
  • Black Panther 2 - 6 de mayo de 2022 (se queda igual)
  • Capitana Marvel 2 - 8 de julio de 2022 (fecha anunciada ahora)

En general, un retraso de seis meses por producción que Marvel ha acomodado moviendo los títulos a la fecha posterior que había planeado en un primer momento. Solo Black Panther 2 ha mantenido su fecha, al tiempo que Capitana Marvel 2 aparece ahora con fecha asignada.

¿Pero puede este retraso tener algún efecto sobre la continuidad? ¿Se retrasan también los estrenos de series en Disney Plus? Desde luego Marvel se cuidará de que eso pase, aunque de momento, ya ha tenido algunas consecuencias evidentes.

The New Mutants y una fecha reservada, en el aire

Disney/FOX

La primera consecuencia evidente es que Marvel no hace mención alguna a una película. Y no, no forma parte del UCM, pero sí que colgaba al menos de forma aislada del universo mutante recién adquirido a FOX. Hablamos de The New Mutants.

Disney junto con el anuncio de Disney también ha retrasado otras producciones como Mulán, pero no ha dicho nada de esta cinta, sin duda alguna una de las más gafadas del cine reciente. Lleva posponiéndose por distintos motivos desde 2018.

Su estreno estaba planeado para este fin de semana, y ahora se especula si podría ir directamente a Disney Plus o Hulu. Sin embargo, FOX firmó con HBO un acuerdo para tenerla como plataforma de streming prioritaria de sus estrenos hasta 2022, un acuerdo que se mantiene pese a la compra. Es otras palabras, a priori The New Mutants debería emitirse por la plataforma de HBO o salir en servicios de pago por visión, donde no habría restricciones, pero a Disney Plus.

La otra cuestión es que Marvel había fijado el 18 de , febrero de 2022 como una fecha para un estreno que ahora queda ocupado por Thor: Love and Thunder. La producción que estuviera adherida a ella, por lo tanto, se posponen ahora de forma indeterminada.

Las series, por ahora, se mantienen en sus fechas

Variety es el único medio que hasta ahora ha podido hablar con Disney sobre el aplazamiento, o mejor dicho con una fuente cercana a la compañía, y lógicamente le han preguntado por una de las grandes dudas: las series.

Disney tiene como su gran apuesta de este año el lanzamiento de Disney Plus, el cual iba a estar cimentado en su rama Marvel por las series de Falcon and the Winter Soldier (en agosto) y Wandavision (en diciembre), ambas junto con Loki, muy ligadas al UCM y a su continuidad, según explicó Kevin Feige. Resumiendo, que su visionado será necesario para que los fans tengan todo el conocimiento antes de acudir al cine. Un elemento más del universo entre película y película.

Las consecuencias de la COVID-19 de momento han paralizado los rodajes de The Falcon and the Winter Soldier y Loki, aunque de la primera parecía que quedaba poco trabajo por hacer. Con respecto a Wandavision, que iba a estar directamente conectada con la nueva cinta de Doctor Strange (ahora con fecha de noviembre de 2021), esta se encuentra ya es postproducción.

Según Variety, por ahora al menos Falcon and the Winter Soldier y Wandavision se quedan en sus respectivas fechas, lo que confirma que la cinta de Black Widow será una historia isla dentro del UCM, sin ligazones directas con la serie.

Sin embargo, esto no deja de plantear problemas, como que Wandavision quede ahora a más de diez meses del estreno de la cinta con la que conecta. Aquí, el sistema de emisión por el que ha optado Disney Plus, de capítulo por semana en lugar de todos de golpe como Netflix, puede jugar a su favor. Tanto para disminuir esta latencia como para acabar de filmar algún detalle pendiente.

El golpe de la pandemia llega en pleno momento de transición

Pero sin lugar a dudas el mayor problema para Marvel es que este golpe del coronavirus ha llegado en pleno relevo. Un relevo de personajes, de tramas, con la duda de saber cómo comenzar a presentar a futuro a los personajes recuperados desde FOX, y un universo, en definitiva, en ciernes.

Para Disney como compañía el momento tampoco es estable, en pleno relevo de poder entre CEOs con Bob Iger dejando su cargo tras 15 años de éxito para cedérselo a Bob Chapek.

A su favor, no obstante, esta también estos mismo. ¿Imaginamos el problema que habría sido esto entre Infinity War y Endgame? Scott Derrickson, director de la primera película de Doctor Strange ha apostado también por este lado positivo en Twitter, recordando que Blade Runner aprovechó una huelga en el sector en los años 80 para perfeccionar su aspecto visual. “El parón puede hacer que todos hagamos mejores películas”, ha dicho.