Autor: Enrique Fernández

En tiempos de cuarentena, el entretenimiento se vuelve más necesario que nunca. La lectura o el visionado de series y películas consiguen que el tiempo pase más rápido y que no se piense tanto en las malas noticias.

Las plataformas de entretenimiento más importantes han visto aumentado su consumo en un 210% desde que empezó el confinamiento. Netflix, por ejemplo, ha lanzado uno de los estrenos más esperados en mitad de la pandemia: la temporada 4 de 'La casa de papel'.

Sin embargo, al mismo tiempo que el consumo de contenido audiovisual crece, la producción de nuevas series y películas se ha paralizado por completo. Debido a las medidas de confinamiento, no es posible rodar las obras que ya estaban previstas.

Según explica Netflix a Bloomgerg, esto no supone un gran inconveniente, al menos, de momento. La compañía trabaja meses por detrás de la industria, y ya tiene preparado todo el calendario de estrenos de 2020. Incluso ya dispone de algunos lanzamientos previstos para 2021, por ejemplo la cuarta temporada de 'The Crown' y un proyecto animado que se titula 'Over the Moon'.

No deja de ser cierto que Netflix entra en terreno desconocido al no poder continuar con sus producciones, pues sólo se estan grabando nuevos contenidos en Islandia y Corea del Sur. De hecho, la crisis del coronavirus ha interrumpido la producción de la nueva temporada de 'Stranger Things'.

Nadie sabe cuánto tiempo pasará hasta que podamos reiniciar de manera segura la producción física en varios países y, una vez que podamos, qué viajes internacionales serán posibles", detalló Netflix en una carta a sus accionistas que recoge Bloomberg.

Otra posibilidad que tiene la compañía para no quedarse sin catálogo es comprar películas que las productoras pensaban estrenar en las salas de cine en este momento. De hecho, Paramount Pictures ha venido a Netflix su película 'The Lovebirds', ante la imposibilidad de estrenarla en cines. Con esta estregia ganan todos: los estudios distribuyen la película y Netflix sigue aumentando su catálogo a pesar de haber denido la producción.

Aunque existan estas soluciones, si la cuarentena se prolonga más de lo esperado, Netflix sí que puede verse ante un problema. La compañía lanzó 180 títulos nuevos el año pasado solo en Estados Unidos, y este número podría verse reducido durante 2021. La propia plataforma reconoce que podría suponer un problema a la hora de captar nuevos clientes, y que incluso perdería suscripciones con las que ya cuenta, por más que disponga de almacén suficiente para entretener a todos los hogares.

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider