Si tienes un gato y estás en cuarentena por coronavirus, un grupo de veterinarios sugiere que no lo dejes salir de casa ya que podría infectar a otras personas. Si bien no existe evidencia científica de que las mascotas puedan ser una fuente de infección del SARS-CoV-2, médicos del Reino Unido anticipan que si una persona con COVID-19 acaricia a un gato, este podría llevar en el pelo el virus y contagiar a aquellos que lo acaricien. Estas son las posibilidades de un gato pueda contagiarme el coronavirus.

De acuerdo con un reporte de CNN, la Asociación Británica de Veterinaria (BVA) dice que los gatos pueden actuar como fómites, que según la definición son "objetos carentes de vida que si se contaminan con un patógeno son capaces de transferirlo de un individuo a otro". En el caso de los felinos, el SARS-CoV-2 se alojaría en el pelo del mismo modo que puede caer en otras superficies como mesas o cerraduras.

La BVA sugiere a los dueños de mascotas que están aislados que mantengan a su gato en casa durante todo el periodo, aunque solo en los casos que la mascota no tenga problemas en estar encerrado. La asociación indica que en los casos de gatos que tienen padecimientos de estrés, esta recomendación no aplica.

¿Un gato puede contagiarme el coronavirus?

Desde el inicio de la pandemia se cuestionó si era posible que nuestras mascotas fueran portadoras del SARS-CoV-2. Si bien se encontró que un perro tuvo una infección muy baja de COVID-19 a principios de marzo, o del reciente caso de un tigre de Nueva York que contrajo el virus, a la fecha no hay pruebas concretas de que puedan contagiar a un ser humano. En el caso del tigre es posible que haya sido a la inversa.

Según la Asociación Británica de Veterinaria, el pelo del gato actuaría como otra superficie de la casa. Si estornudamos o tosemos en nuestras manos y luego lo acariciamos, le pasaríamos las gotículas que después podrían contagiar a otra persona que lo acaricie. Esta conclusión ha sido cuestionada por la Asociación Americana de Medicina Veterinaria, quien no considera conveniente deshacerse de los felinos en casas donde hay una persona infectada.

John Williams, jefe de enfermedades infecciosas en el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, dijo que "en teoría" el virus podría transmitirse del modo como propone la BVA, aunque sería un caso en donde la persona se tendría que llevar a la cara las manos luego de acariciar al felino. Williams asegura que en un hogar con alguien infectado de COVID-19, el factor de riesgo es el enfermo y no las mascotas.

Los gatos podrían contagiarse entre ellos de COVID-19

Un estudio previo llevado a cabo por Chen Hualan en el Instituto de Investigación Veterinaria Harbin de China determinó que un gato puede contagiar a otro gato de COVID-19. Hualan asegura que los felinos podrían pasarse el virus entre ellos, luego de inocular a un pequeño número de animales con SARS-CoV-2 para comprobarlo. Aún así, no existe evidencia de que secreten suficiente virus como para infectar a un ser humano.

Los veterinarios coinciden en que el único modo en que no sería recomendable tener un gato en casa es si no somos capaces de hacernos cargo de él durante el periodo de cuarentena. De cualquier modo, las medidas de higiene deben de ejercerse en todo momento. Lavarnos bien las manos con agua y jabón, estornudar o toser en el antebrazo y mantener la limpieza también con las mascotas.