Finalmente Apple ha renovado esta semana el iPhone de bajo coste, y el iPhone SE 2020 es un dispositivo que, vista la tendencia actual de la industria, puede catalogarse holgadamente como tal.

Apple no suele publicar algunas cifras del hardware interno de sus smartphones, como su memoria RAM y la capacidad de su batería, pero los requisitos de las agencias certificadoras internacionales suelen sacar a la luz estos datos, que permiten conocer más a fondo estos dispositivos.

El nuevo iPhone SE aterriza reutilizando el diseño del iPhone 8 –al cual desplaza completamente–, que ya era a su vez muy similar en sus esquemas al iPhone 6 presentado en 2014.

iPhone SE: misma batería, pero 1 GB extra de RAM

Ahora, vuelven a aparecer desde el gigante asiático, concretamente en los listados de China Telecom –vía GSMArena–, estas escurridizas características del iPhone SE de segunda generación.

La batería del iPhone SE 2020 será idéntica en capacidad a la vista en el iPhone 8, de 1.821 mAh. Una cantidad que hoy palidece frente a los terminales más actuales, pero que bien puede aprovechar Apple en un formato con menor pantalla y componentes de mayor eficiencia energética. Es también aquí donde el Apple A13 Bionic –el mismo chipset que vemos en los últimos iPhone 11 y iPhone 11 Pro– puede brillar, también de forma indirecta, por su potencia.

Similarmente en la parte de la memoria, Apple siempre ha proporcionado cantidades que serían totalmente escasas en cualquier otra alternativa en Android. En este caso, vemos que asciende en 1 GB la propuesta original del iPhone 8, que se situaba en 2 GB, para alcanzar los 3 GB de RAM, la misma cantidad que vimos en el iPhone XR.

Recordemos que el iPhone XR es de los limitados modelos que permanecen en el catálogo móvil de Apple a un precio de 709 euros, por los 489 del nuevo iPhone SE. No obstante, puede encontrarse a través de tiendas de terceros con descuentos más que interesantes, y es la competencia natural si miramos únicamente las propuesta de la casa de la manzana.

El iPhone SE es un modelo muy peculiar, pues equipa algunas de las características más punteras de Apple junto a un diseño ya muy familiar y que no vivía una renovación desde el modelo original presentado hace ahora cuatro años sobre el diseño del iPhone 5s. Su avanzado procesador y su cámara única son las firmas de esta serie en 2020.