Facebook está investigando cientos de perfiles presuntamente falsos que se dedican a comentar e interactuar en las páginas de Facebook del Ministerio de Sanidad y La Moncloa. De acuerdo con El Mundo todas las cuentas tienen la característica de ser mujeres bellas con nombre anglosajón y un perfil vacío, incluyendo la lista de amigos.

A primera vista esto indicaría que el Gobierno estaría usando bots para elogiar los videos que publican en sus páginas de redes sociales, una práctica habitual que se lleva a cabo en muchos países y que está prohibida en los Términos de uso de Facebook.

La presencia de bots serviría para amplificar el mensaje y posicionarlo, ya que el engagement es uno de los valores que considera el algoritmo para promover el contenido en su plataforma. Según el reporte, Facebook ya se encuentra investigando las cuentas falsas y es cuestión de tiempo para conocer el resultado.

El uso de bots se ha incrementado durante la pandemia del COVID-19 en países como España y México. Las voces en contra o a favor de las acciones que se están llevando a cabo por las instituciones sanitarias no siempre provienen de personas reales. Ejércitos de bots contratados por múltiples actores se encargan de posicionar tendencias en Twitter sin que las plataformas puedan hacer algo.

Empresas que se dedican a ofrecer este servicio suelen crear mecanismos para evitar ser detectados, como perfiles que siguen y son seguidos por centenares de usuarios — en su mayoría bots — y que son fácilmente reconocibles por la fecha de creación de su perfil, el cual no supera los dos o tres meses de antigüedad.

Sumado a los bots, los anuncios políticos durante la cuarentena se han intensificado. Diversos partidos políticos invierten miles de euros para transmitir el mensaje en Facebook. En el caso de VOX y el PP, la publicidad está centrada en la acusación de que el Gobierno no dice la verdad sobre el número de muertos, mientras que el PSOE de Extremadura, ha publicado 13 anuncios con mensajes de sus dirigentes dando ánimos a la población.

El caso de VOX es similar, ya que el partido invirtió 1.000 euros en tres anuncios donde busca posicionar el hashtag #GobiernodelBulo invitando a las personas a que compartan los videos en que se acusa a las autoridades sobre las cifras de decesos en el país.