China ha comenzado a utilizar las cámaras de seguridad de Xiaomi como herramienta para mantener la cuarentena de coronavirus en algunas regiones del país. De acuerdo con el diario local Global Times (vía Abacus), una comunidad de Pekín implementó el uso de Xiaomi Smart AI con identificación de rostro para monitorear a las personas en sus domicilios.

Las cámaras de Xiaomi se han instalado en el distrito de Shinjingstan por trabajadores que llevan un seguimiento de las personas que se someten a cuarentena. Los empleados de la comunidad enlazan la cámara con la aplicación de su móvil y son alertados cuando alguien presiona el timbre o se abre la puerta.

En caso de que esto ocurra, los empleados recibirán una notificación acompañada de un video de 6 segundos en tiempo real. Uno de los trabajadores de la comunidad comentó que su instalación es obligatoria a todas las personas que llegan del extranjero, mientras que a aquellos que retornan de otras partes del país se pide su autorización.

El uso de estos timbres inteligentes no es exclusivo para monitoreo, ya que también es posible que la persona en cuarentena llame a uno de los trabajadores comunitarios para que le puedan surtir víveres y otros artículos de primera necesidad, así como envíos urgentes. La persona solo tiene que timbrar y el empleado recibirá una alerta en el móvil.

Las cámaras de Xiaomi se unen a la lista de medidas que ha implementado China para disminuir el tránsito y respetar la cuarentena. Otras ciudades utilizan sellos magnéticos en las puertas de las casas que avisan cuando una persona abre la puerta. Estas alertas se envían a un centro de monitoreo que lleva el control de los hogares afectados.

En el caso de Shinjingstan, el gobierno también ha colocado termómetros infrarrojos para medir la temperatura de las personas en un rango de dos metros. Aquellos que se encuentran recluidos tienen deben enviar la medición de su temperatura tres veces al día a las autoridades a través de WeChat.

China no ha escatimado recursos en utilizar tecnología de punta en todo el país para combatir el coronavirus. El gobiernoha echado mano de Alibaba, JD y otras empresas del país para hacer uso de drones y robots que llevan a cabo tareas de desinfección y contacto con personas infectadas.