Autor: Ana Zarzalejos

Amazon ha lanzado en Estados Unidos una sección exclusiva para que los hospitales puedan comprar mascarillas, guantes y batas y trabaja para hacer lo mismo en la Unión Europea, según han confirmado fuentes de Amazon España a Business Insider España.

La compañía asegura que no puede ofrecer más detalles sobre la llegada de la sección a la UE ni en qué consistirá exactamente.

La idea parece ser, basándose en lo que ha desplegado en Estados Unidos, priorizar el acceso de los profesionales sanitarios a estos productos, uno de los grupos más castigados por la crisis sanitaria debido a que la escasez de equipos de protección les ha dejado desprotegidos frente al virus: hay casi 19.500 sanitarios contagiados.

La decisión de Amazon consolida la estrategia del grupo en la crisis del coronavirus, en la que intentado posicionarse como garante de que los consumidores reciban los productos esenciales.

Medidas anteriores tomadas por la compañía incluyen priorizar en la entrada a sus almacenes los productos sanitarios y aquellos artículos que pertenecen a las categorías que el gigante del comercio electrónico ha considerado de necesidad, como productos de bebé o de higiene.

Mientras intenta reforzar sus servicios de entrega para garantizar la llegada de estos pedidos, el gigante de Jeff Bezos sigue recibiendo críticas en todo el mundo por las condiciones en las que trabajan sus empleados en plena pandemia.

En España, el centro logístico MAD4 de San Fernando de Henares en Madrid fue sometido a una inspección de Trabajo que determinó que no cumplía con las medidas de seguridad sanitaria requeridas. El grupo ha aumentado el sueldo a sus empleados de logística por su exposición al virus.

Las quejas contra la gestión de Amazon se extienden a Estados Unidos, Francia e Italia ante la resistencia del conglomerado a cerrar sus establecimientos afectados.

En respuesta a las acusaciones recibidas en Estados Unidos que ponían en tela de juicio sus protocolos de seguridad, Amazon señaló que eran infundadas y que trabaja para mantener a sus empleados a salvo a la vez que intenta garantizar la continuidad de sus servicios, que considera más necesarios que nunca para enviar "productos de necesidad crítica".

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider