La Agencia Espacial Europea (ESA), junto con la startup británica Lanterne, ha desarrollado una aplicación que ayuda a practicar el distanciamiento social tan necesario para frenar la propagación del coronavirus (COVID-19). Esta, a diferencia de la propuesta de Apple y Google o las iniciativas de instituciones educativas como el MIT, busca solventar un problema distinto pero también vinculado a la pandemia: evitar los lugares más concurridos antes de llegar a ellos.

La aplicación, denominada Crowdless, utiliza datos de Google Maps y Google Places. Los dos servicios recopilan datos anónimos de los teléfonos móviles y permiten elaborar mapas de densidad de personas en diferentes lugares. Estos datos son combinados, además, con la información proporcionada por los usuarios de la aplicación. Esta les ofrece la posibilidad de contribuir a la precisión de los datos y corroborar que el nivel de hacinamiento se corresponde con lo expuesto por la app.

Con los datos ofrecidos por la aplicación, los usuarios pueden conocer cómo de concurrido está el supermercado más cercano a su casa, las calles que suelen transitar para ir hasta el trabajo y, en consecuencia, buscar alternativas que permitan practicar el distanciamiento social para detener la propagación del coronavirus (COVID-19).

“Esperamos que Crowdless pueda ayudar a las personas a practicar el distanciamiento social de manera más eficaz, mantenerse a salvo y contribuir a frenar la tasa de infección de la COVID-19. Nuestro compromiso también es garantizar que la aplicación siga siendo 100 % gratuita para todo el que desee utilizarla”, explicó Yohan Iddawela, uno de los cofundadores de Lanterne, la startup detrás de la aplicación.

La aplicación ya está disponible tanto en la App Store como en Google Play, por lo que tanto los usuarios de dispositivos Android como aquellos usuarios de un producto con iOS, ya pueden descargarla.

Esta no es la única iniciativa que nace en el sector tecnológico con el objetivo de facilitar el distanciamiento social y contener el coronavirus (COVID-19). Recientemente, Apple y Google anunciaron el lanzamiento de un sistema conjunto compatible con iOS y Android que permite, de una forma sencilla y preservando la privacidad de las personas, saber si alguien ha estado en contacto o a una distancia muy cercana de una persona que sufre el coronavirus.

Dicho sistema hace uso de la conectividad Bluetooth, emplea identificadores privados y se implementará tanto en los dispositivos Android como en los productos con iOS a lo largo de las próximas semanas. Cada región del mundo, eso sí, tendrá que desarrollar una aplicación que haga uso de dicho sistema y permita identificar de forma temprana posibles infecciones de coronavirus.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.