La retrocompatibilidad es una de las novedades más atractivas que ofrecerá la Xbox Series X, sin embargo, todavía más interesante es que la consola será capaz de mejorar el apartado visual de tus juegos antiguos, principalmente los de Xbox One. Para demostrarlo, Microsoft está tomando como ejemplo a Gears 5, cuyos gráficos ya eran impactantes en su versión original, pero ahora darán un salto significativo en el nuevo hardware.

Digital Foundry, uno de los canales más reconocidos sobre análisis técnicos de videojuegos, ha publicado un vídeo para mostrar las diferencias entre las versiones de Gears 5 de Xbox One X y Xbox Series X. La disparidad es bastante evidente, sobre todo en la iluminación —ahora global—, sombras, reflejos, calidad de texturas y elementos que se renderizan en pantalla. En algunos fragmentos del material podrás apreciar, por ejemplo, que los entornos tienen un follaje más detallado.

Otro punto importante es que ahora las cinemáticas se reproducen a 60 imágenes por segundo con total fluidez; en la Xbox One X estaba limitado a 30 fps. Microsoft ya había anticipado que Gears 5 en Xbox Series X herederá los ajustes Ultra de la versión de PC, por lo que el avance gráfico en consolas será notable. Según indican los expertos de Digital Foundry, el rendimiento gráfico de la nueva consola será similar al de una Nvidia RTX 2080, una de las GPU de gama alta más populares en PC.

Mike Raynor, desarrollador de The Coalition, afirmó que únicamente les tomó dos semanas adaptar Gears 5 para Xbox Series X. Y es que solo tuvieron que realizar algunos ajustes en Unreal Engine 4 para igualar las características que presume la variante de ordenador. Cabe señalar, por cierto, que el estudio responsable del juego todavía tiene la oportunidad de mejorar el apartado gráfico en la consola, ya que su objetivo era demostrar lo que se puede lograr durante 14 días de trabajo.

No nos queda ninguna duda de que será autentica bestia de consola. Tomemos en cuenta, además, que Gears 5 fue ideado para sacar el máximo provecho de Xbox One y Xbox One X, no del nuevo hardware. Seguramente en los próximos años veremos juegos que se beneficiarán totalmente del potencial técnico de la Xbox Series X; esto es solo el comienzo. Los de Redmond planean lanzarla durante el último trimestre de 2020, posiblemente en noviembre.

👇 Más en Hipertextual