En The Walking Dead no solo se está emitiendo la recta final de la temporada 10, sino que tuvo la despedida de uno de los personajes más icónicos de la saga: Michonne. Esto ocurrió en el décimo tercer episodio de la entrega, llamado "What We Become". Los cambios en este drama son muchos a partir de aquí y, por supuesto, de lo sucedido en el capítulo anterior.

Te recomendamos no seguir leyendo si no has visto el episodio 10x13 de The Walking Dead.

Luego de un sorprendente desenlace en "Walk With Us", el 10x12 de la serie, en el reciente capítulo retomamos los caminos de Michonne, luego de ir con Virgil a un lugar del otro lado del mar. Aunque el episodio pretende ser ingenioso y propone algunos hilos sorprendentes, en realidad deja mucho que desear, después de todo se trata de la despedida de la gran Michonne, uno de los mejores personajes de la serie.

Recordemos que Michonne apareció por primera vez en The Walking Dead en la temporada 3, y es precisamente en este momento que inicia el reciente episodio. Sin embargo, las cosas ocurren de forma muy distinta, pues ella no ayuda Andrea, por el contrario, la deja morir y se aleja. Más tarde veremos que esta "decisión" la llevaría por caminos muy distintos, por historias totalmente diferentes.

Sin duda lo más triste sobre Michonne es que se le haya alejado "por nada" de sus seres más queridos, es decir, más bien fue a una misión sin sentido junto a Virgil. Claro que estos movimientos son la escusa para poner las pistas sobre la posibilidad de que Rick siga con vida, sin embargo, lo que sucede con ese peculiar Virgil es un tanto inverosímil.

Y es que supuestamente el hombre es una especie de psicópata del fin del mundo, pues mantiene en cautiverio a otras tres personas—que además están bastante bien alimentadas y en ese lugar parece haber de todo, hasta jugosas manzanas. Virgil droga a Michonne y esto hace que podamos ver sus alucinaciones. Ella ve la forma en que pudo ser su vida si no hubiera ayudado a Andrea y, finalmente, si no se hubiera unido a Rick y compañía. Por el contrario, y esto es interesante pese a la débil premisa que nos pone en esta historia, se une a Negan y se convierte en una Salvadora implacable y brutal. Junto a ella, en lo más profundo de sus alucinaciones, vemos como mata a Glenn y a Heath durante el asalto a los Salvadores, y como luego, en la épica escena en la que Negan asesina a Glenn (pobre Glenn) y a Abraham, es ella la que escoge a quien liquidar y lo hace con Lucille en mano, lo que quiere decir que Negan le tenía —en esa línea de hechos— una confianza tremenda.

Como Michonne es Michonne logra engañar a Virgil, se libera y también a los demás, y todavía le queda tiempo para enseñarles que "todas las vidas valen". Poco después encuentra unas botas que parecen las de Rick, aunque ella no tiene dudas y se le despierta el dolor por perder el famoso sheriff. Lo que más la sorprende es que encuentra entre unos papeles un móvil con un dibujo de ella y Carl —¡Coral! Por poco no la cuenta Virgil, quien le dice que no sabe de quién son esas cosas. Pese a todo es muy conmovedor ver a Michonne, más si recordamos el amor de ella por Rick.

De regreso a casa Michonne por fin se puede comunicar con Judith, quien le dice que ya no tienen por qué preocuparse por Alpha —aunque Beta sigue con vida, eso sí. Michonne respira aliviada y le cuenta que encontró indicios de que Rick, "un hombre valiente", está vivo. Judith, como no podría ser de otra forma, la incita a que vaya tras las pistas, después de todo la amenaza más apremiante está dominada y Daryl está cerca. Y así, sin más, es como Michonne se despide de The Walking Dead para siempre (?) Así es como nos preparamos para la recta final de esta temporada.

El próximo episodio se llama "Look at the Flowers", se trata del 10x14.