– Mar 1, 2020, 11:58 (CET)

‘The High Republic’: Star Wars inicia sus pasos para seguir el modelo Marvel

Disney y Lucasfilm han presentado la que han denominado como 'Fase 1' de su nueva etapa, que se ubicará dos siglos antes del nacimiento de Anakin Skywalker. Tras ello hay un intento por dejar atrás la herencia de Lucas y buscar cómo explotar una franquicia que mostraba signos de fatiga.

Con Star Wars: El ascenso de Skywalker, aún en exhibición en un puñado de salas (tras unos resultados en crítica y taquilla que no acabaron de ser los esperados), Lucasfilm y Disney han dado a conocer esta semana el que será el futuro -de momento en forma de novelas y cómics- de la saga.

O más bien el pasado. Bajo el nombre de Star Wars: The High Republic, los estudios han presentado un nuevo universo de historias que se situará aproximadamente unos 200 años antes de los eventos contados en el Episodio I, La Amenaza Fantasma, cuando la República pasaba por sus mejores momentos liderada por una Orden Jedi más fuerte y numerosa que nunca.

Este impulso editorial llega después de cuatro años de desarrollo de lo que se había denominado Proyecto Luminous, una hoja de ruta que quería encontrar nuevas historias que contar y que a partir de ahora formará parte de la oferta de contenidos galáctica que, durante los próximos años, parece que estará preconizada principalmente por las series de Disney +.

Porque como decimos, The High Republic, verá por ahora solo la luz en formato escrito y cómics, sin películas a la vista. Sin embargo, parece evidente que detrás de esta nueva línea temporal se encuentran los deseos de Disney de incorporar un nuevo contexto con el que lanzar productos cinematográficos a medio plazo, y también, de desligarse por completo de la herencia de George Lucas una vez cerrada la saga Skywalker.

¿Cómo puede afectar y qué podemos esperar del futuro de Star Wars con esta nueva línea de contenidos encima de la mesa? La respuesta es bastante amplia, pero los principales responsables de Lucasfilm y Disney han denominado a esta nueva etapa literalmente como “Fase 1”. Esto es, abren las puertas a construir un universo cinematográfico a lo Marvel; y para ello ya se han dotado de nuevos personajes, planetas y villanos que hemos podido ir viendo en los concept arts que han mostrado.

Hace muchos (más) años, en una Galaxia (aún más) lejana

Según el evento y la rueda de prensa de sus creadores, The High Republic irá contando de forma gradual los eventos que ocurrieron 200 años antes de la saga Skywalker. Por sus concep-arts, sabemos que veremos muchos más Jedis y también que la estética tendrá una mezcla entre el western, con cazarrecompensas explorando límites lejanos de la galaxia, y la mitología heráldica, con una Orden Jedi que se asemejan a los caballeros artúricos.

El punto de partida inicial ya permite intuir que con él se pretende abrir un montón de ventanas hacia nuevas familias, razas alienígenas y grupos enfrentados que invitan a recordar las conexiones que por ejemplo se presentaban en Juego de Tronos.

La nueva fase juega así la carta de reencontrarse con el público retomando la filosofía que hemos visto en videojuegos como Caballeros de la antigua república: retrotraerse a tiempos ancestrales (aunque esta vez no tanto) para poder contar nuevas historias y presentar nuevos personajes.

¿De qué tratará?: Al situarnos en una época de supuesta bonanza para los Jedi y la República, y sin amenazas aparentes por parte de los Sith, los nuevos creadores debían encontrar un punto de conflicto. Y ya sabemos de qué se trata.

Nuevos personajes: De los Nihil a un Jedi Wookie o un joven Yoda

Al parecer, en The High Republic se nos contará como los Jedi deben hacer frente a un gran cataclismo al que han denominado El Gran Desastre. Aún no sabemos muy bien en qué consistirá en concreto, pero parece que se tratará de algún percance que abrirá la puerta a un grupo de nuevos villanos: Los Nihil.

Estos Nihil son un grupo compuesto por distintas razas alienígenas según hemos podido ver en las portadas que se han hecho públicas. Van equipados con una especie de máscaras que tendrán un papel importante y al parecer, estos nuevos villanos cuentan con una capacidad para usar el hiperespacio a su antojo.

Los concept arts también nos han permitido ver algunos personajes novedosos, esta vez del lado luminoso. Por un lado está Burryaga Agaburry, un wookie al que vemos portar un sable láser y que será el primer ser de esta especie que aparece como Jedi. Y también, (redoble de tambor), un dibujo de una posible versión joven de Yoda -que no Baby Yoda- sino al maestro de maestros cuando estaba en plenitud de sus facultades, algo que encajaría en la línea temporal.

Tres novelas y dos series de cómics para arrancar

El melón que se abre por lo tanto es inmenso, y lógicamente no ha salido de la nada. En el vídeo de presentación de esta nueva Fase se muestran reuniones de todo el equipo en el rancho Skywalker, las cuales se han venido celebrando desde 2014.

Para lanzar sus nuevos productos Lucasfilm ha recurrido a algunos de los creadores con mayor reputación dentro del mundo narrativo de Star Wars. A saber, Claudia Gray, autora de algunas de las novelas más aclamadas entre las que se encuentra Leia, princesa de Alderaan; Justina Ireland, una de las escritoras fichadas por Disney para expandir en novelas las historias de los personajes de su última trilogía; Daniel José Older, quien ha novelado las aventuras de unos jóvenes Lando y Han Solo; Cavan Scott, guionista de cómics y escritor que ya ha publicado varias historias de Star Wars; y Charles Soule, autor de una de las líneas de cómics más populares en el Universo Star Wars: Darth Vader, Lord Oscuro, donde se especulaba sobre la identidad del padre de Anakin.

¿Pero qué historias nos contarán en esta primera etapa? Por ahora Lucasfilm ha adelantado varias novelas y cómics. Son estos, que verán la luz a partir de agosto:

  • Star Wars: The High Republic: Light of the Jedi por Charles Soule. En ella se sentarán las bases de esta nueva etapa y se presentará a los Nihil. Se publica el 25 de agosto.
  • Star Wars: The High Republic: A Test of Courage por Justina Ireland. Una novela infantil centrada en las aventura de unos joven padawans. Se publica el 8 de septiembre.
  • Star Wars: The High Republic: Into the Dark por Claudia Gray. Que narrará los eventos del Gran Desastre. Saldrá a la venta el 13 de octubre.
  • Star Wars: The High Republic Adventures por Daniel José Older y Star Wars: The High Republic por Cavan Scott. Dos líneas de cómics editadas por Marvel que extenderán más este universo.

Del fin definitivo del canon de Lucas a la 'marvelización' de Star Wars

Todo esto da a entender que Lucasfilm quiere plantar la semilla de lo que será un reguero de fases donde, a lo Marvel, se nos irán contando distintas aventuras de estas dos siglos atrás. Y, de paso, les sirve para crear su propia mitología separada ahora sí del todo del legado de George Lucas.

Los fans de Star Wars saben que contaban con uno de los universos narrativos más ricos de todos los tiempos, sino con el que más. Tras las trilogía original, y posteriormente con la llegada de internet, numerosos escritores, seguidores y creadores se afanaron por lanzar multitud de novelas y relatos que expandieron la saga. A ello se sumaron las líneas de cómics que Marvel y Dark Horse editaron también, junto con varios videojuegos que se extendían por rincones de la galaxia y personajes que nunca habíamos visto en pantalla.

El resultado, un corpus ingente que George Lucas, como creador original, respetaba e incluso apoyaba -aunque luego tuviera sus más y sus menos con el fandom- sabedor de que aquello era una genial forma de seguir alimentando su franquicia.

Durante décadas, buena parte de esas novelas e historietas formaron parte del llamado Universo Expandido de Star Wars, considerado canónico por Lucasfilm y que había dado pie incluso a que en novelas como Vector Prime (1999) de R.A. Salvatore, se dieran escenas como la muerte de Chewbacca.

Sin embargo todo ese universo que se consideraba canónico fue eliminado por Disney dos años después de que comprara Lucasfilm, en 2014. Todo el material hasta ahora considerado canónico pasó a denominarse Legends, y Disney en ese momento solo dio como válidos las trilogías originales y las serie de Las Guerras Clon, a la que se sumaría la trilogía de Rey y Kylo que acaba de finalizar.

Ahora Disney tiene vía libre para construir su propio Star Wars al completo, para lo bueno y para lo malo, algo que está claro que redundará en nuevas películas. Por ahora, poco se sabe de próximas llegadas al cine, pero ya se había comentado que este pasado galáctico podría ser uno de sus puntos de conexión. Los creadores de Juego de Tronos, David Benioff y D. B. Weiss, se anunciaron como responsables de una nueva trilogía que nos retrotraería a esta época, algo que finalmente acabó cayendo en saco roto con el fichaje de ambos por Netflix. Sí que parece que siguen adelante, aunque muy a fuego lento, proyectos como otra tanda de películas por parte de Rian Johnson y otra que podría estar producida por Kevin Feige, actual director de Marvel. ¿Estarán ya ambientadas en esta nueva Alta República? Tiempo al tiempo.