Sonos ha tenido uno de los episodios más polémicos en cuanto a sostenibilidad y renovación de sus productos. Tanto que la compañía ha tenido que descartar y abandonar su programa de reciclaje de dispositivos, sobre todo en lo referente al apartado en el que, una vez activado este sistema, dejaba inservibles los dispositivos aunque funcionasen perfectamente.

La idea tras este programa era que, una vez activado el modo reciclaje, el dispositivo quedaba inservible a cambio de un descuento en un producto nuevo de Sonos, pero era el usuario el que tenía que llevar el altavoz antiguo a un punto limpio y no podía venderse a un tercero, aunque funcionaban perfectamente.

Sonos, además, también dio marcha atrás respecto a dejar sin soporte a los altavoces más antiguos y mantendrá las actualizaciones de software más básicas que garanticen el funcionamiento a los equipos legacy.

En este sentido, aunque el programa Trade Up sigue adelante, un portavoz de Sonos ha confirmado a Engadget el modo de reciclaje dejará de estar disponible. A partir de ahora, los usuarios que deseen obtener el descuento del 30 por ciento, solo tienen que demostrar que posee uno de los productos "legacy" elegibles, validando su número de serie.

Una vez hecho esto, se aplicará el descuento a dispositivo que Sonos esté vendiendo actualmente en su tienda en línea y se podrá continuar usando el hardware antiguo todo el tiempo que desee o dárselo, vendérselo o cedérselo temporalmente a un tercero.

Eso sí todos aquellos que hayan activado el modo de reciclaje en algún dispositivo antiguos, no pueden revertirlo, pero Sonos recomienda que los clientes en esa situación deben comunicarse con su equipo de servicio al cliente para buscar una solución.