Actualización: Ahora es oficial, el Consejo de Ministros aprobó que los servicios de telecomunicaciones (telefonía fija y móvil) no podrán aumentar sus tarifas hasta un mes después de terminar el estado de emergencia por el coronavirus. Por su parte, las portaibilidades se permiten de nuevo, siempre y cuando no exista contacto entre cliente y trabajador.

El Gobierno congelará las tarifas de telefonía fija y móvil, y restablece la tramitación de portabilidades fijas y móviles prohibidas durante el estado de alarma en España durante la crisis del coronavirus, según adelantaba este martes el diario La Información y confirmaba el medio online ZonaMovilidad.

El Ejecutivo, en un equipo encabezado por la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital Nadia Calviño, habría finalizado la redacción de un decreto que impida a las telecos españolas subir el precio de los servicios ya contratados en telefonía móvil y fija.

Respuesta a los consumidores, con una limitación: sin desplazamientos

A la par, los usuarios recuperarían la capacidad de cambiar de operadora, pero eso sí, siempre de forma remota. Las establecimientos de telefonía ven todavía su actividad restringida a la actividad relacionada con las reparaciones y el mantenimiento de líneas. Se otorgará por tanto, si no hay sorpresas, una flexibilidad, que permite realizar portabilidades fijas siempre y cuando estas no impliquen un desplazamiento físico de técnicos a la vivienda.

La medida, que habría sido aprobada durante el consejo de ministros de este martes, sería fruto de la colaboración del equipo de Calviño con el Ministerio de Consumo que dirige Alberto Garzón. En él se forzará a las compañías a mantener los precios de la oferta inicial, incluso en los casos en los que haya descuentos vinculados a una permanencia en vencimiento durante el extendido estado de alarma. Las líneas afectadas incluirían tanto a las modalidades de contrato como de prepago.

https://hipertextual.com/2020/02/ley-apuestas-garzon

Como afirmaba esta misma mañana Rubén Sánchez, portavoz de la organización de consumidores Facua, esta doble medida será la respuesta del Ministerio de Consumo a las reivindicaciones frente a los inconvenientes de la paralización de las portabilidades durante el estado de alarma.

Según apunta La Información, Facua se reunió la pasada semana con el vicepresidente segundo Pablo Iglesias para plantearle la posibilidad de la modificación de las condiciones contractuales por parte de las operadoras en la normativa hasta ahora vigente. Así, los contratos de permanencia que finalicen mientras dure el estado de alarma no podrán endurecer las condiciones a sus usuarios, como algunos venían denunciando públicamente.

Esta medida se uniría a otras muchas anunciadas hoy –Calviño apuntaba a un total de 11 ministerios involucrados– que intentan mitigar los daños sobre las economías familiares y colectivos de ciudadanos y consumidores más vulnerables.