Si existe un mal momento para descomponer tu Nintendo Switch sería justo ahora. Nintendo anunció el cierre de sus tiendas de Estados Unidos debido a la pandemia del coronavirus, mientras que la página de soporte de España y otros países de Europa avisa que existirán retrasos a la hora de responder mensajes o realizar reparaciones.

Estimados clientes:

Estamos trabajando para poder seguir ofreciendo nuestro servicio de atención al consumidor durante estos tiempos tan difíciles. Sin embargo, es posible que se produzcan retrasos a la hora de responder a vuestros mensajes y de realizar reparaciones.

Queremos expresar nuestra preocupación y nuestro apoyo hacia todos los afectados por la epidemia de COVID-19 en estos momentos.

Gracias por vuestra comprensión y por vuestra paciencia.

La llegada de Animal Crossing está haciendo que el confinamiento se vuelve menos tedioso, razón por la cual deberemos cuidar la Switch como si fuera nuestro tesoro más preciado. En los casos extremos, Nintendo está pausando todas las reparaciones hasta nuevo aviso, regresando las consolas a sus dueños si estas se encuentran todavía en tránsito rumbo a un centro de soporte.

Esta decisión no debería sorprender a nadie, puesto que muchas empresas están realizando los ajustes necesarios para cumplir con los lineamientos gubernamentales durante la pandemia. Sumado al cierre de tiendas existe otro problema que enfrenta la compañía desde hace semanas y está relacionado con la producción de la consola y periféricos.

A comienzos de febrero Nintendo anunció que el coronavirus tendría un impacto negativo en su esquema de producción de la consola y los Joy-Con. El cierre de plantas en China le pasó factura a la empresa de videojuegos, y a pesar de que el país asiático comienza a recuperarse, lo cierto es que muchas fábricas continúan operando con la mitad del personal.

La escasez de piezas de refacción también afecta a la compañía y no es la única. Recientemente se supo que Apple estaba retrasando los envíos de iPhone de reemplazo, ofreciendo a cambio un teléfono a préstamo a los usuarios afectados.