Sabemos que el coronavirus está paralizándolo todo, pero no podíamos imaginarnos que pudiera llegar hasta la Luna: el programa Artemisa de la NASA también se ha visto afectado y se encuentra en estos momentos paralizado. Pero no es el único, ¿qué otros proyectos espaciales se han visto afectados por el confinamiento?

Vamos a cuidar a nuestra gente. Esa es nuestra primera prioridad ", comentó Jim Bridenstine, el administrador de la NASA, en un comunicado de prensa publicado el pasado 20 de marzo. “La tecnología nos permite hacer mucho de lo que necesitamos hacer de forma remota, pero, donde se requiere trabajo práctico, es difícil o imposible cumplir con las pautas de los CDC -Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades- mientras procesamos hardware de vuelos espaciales, y donde no podemos hacerlo de manera segura vamos a tener que suspender el trabajo y centrarnos en las actividades de misión crítica".

Este es el motivo por el que se ha paralizado el programa Artemisa, heredero de los vuelos de Apolo. Gracias al programa Artemisa veremos al ser humano volver a poner un pie en la Luna. Pensábamos que la primera misión de Artemisa despegaría el próximo año, pero es posible que las fechas tengan que ser modificadas. No sabemos qué va a pasar con Artemisa 1 (misión no tripulada prevista para 2021), Artemisa 2 (prueba del satélite con astronautas en 2022) y Artemisa 3 (el ser humano vuelve a pisar la Luna, 2024), pero la noticia de la paralización del programa indica que los retrasos pueden ser inevitables, aunque no se ha confirmado que sea así.

El Telescopio James Webb, que acumula ya varios retrasos, también ha sido paralizado: "El equipo del telescopio espacial James Webb, también en California, suspende las operaciones de integración y prueba", tal y como anunció la NASA la pasada semana.

Por su parte, la Agencia Espacia Europea (ESA, por sus siglas en inglés) ha apuntado que su "máxima prioridad" son "a salud y el bienestar de todos los trabajadores de la Agencia", por lo que la mayoría de sus trabajadores se encuentra trabajando desde casa: "La ESA comenzó a aplicar medidas de reducción de riesgos con mucha antelación. La gran mayoría del personal de la ESA lleva casi dos semanas trabajando desde casa", apuntaron en un comunicado de prensa este mismo miércoles. "Solo aquellas personas encargadas de labores críticas, incluido el mantenimiento de las operaciones de las naves en tiempo real, siguen presentes en los centros de la ESA de toda Europa", añaden.

Para poder mandar a casa al máximo número de trabajadores posibles, la ESA ha puesto en pausa la recogida de datos de varias misiones, entre ellas Cluster, la ExoMars TGO, la Mars Express y Satélite Solar Orbiter. “Ha sido una decisión difícil de tomar, pero hemos hecho lo correcto. Nuestra mayor responsabilidad es la protección de las personas y sé que todos en la comunidad científica entendemos su necesidad”, apunta Günther Hasinger, director de Ciencia de la ESA.

Misiones que sí continúan activas

párkinson
NASA (Wikimedia)

No obstante, no todo iban a ser malas noticias. En principio, la misión Mars 2020 "sigue siendo una alta prioridad para la agencia, y el lanzamiento y otros preparativos de la misión continuarán", indicó la NASA.

Todos los trabajos asociados a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) siguen también activo, al igual que el entrenamiento de nuevos astronautas, el reabastecimiento de la estación espacial y los preparativos del lanzamiento del próximo 9 de abril, cuando un astronauta norteamericano y dos rusos serán lanzados hasta la ISS: "La NASA y sus socios comerciales e internacionales siempre toman medidas para evitar que la tripulación traiga enfermedades como el resfriado o la gripe a la Estación Espacial Internacional", apuntan desde la agencia espacial norteamericana. "Al igual que con todos los lanzamientos tripulados, las tripulaciones deben permanecer en cuarentena durante dos semanas antes del lanzamiento. Este proceso asegura que no estén enfermos o incubando una enfermedad cuando llegan a la estación espacial y se llama estabilización de la salud".