Todos los años, el último domingo del mes de marzo adelantamos los relojes una hora para entrar en horario de verano. A las dos de la madrugada se hacen las tres y nos mantenemos así hasta el último domingo de octubre, en que volvemos a atrasar los relojes una hora.

¿Pero por qué se produce el cambio de hora? ¿Por qué tenemos un "horario de verano" y un "horario de invierno"? España inició la práctica en 1918, oficialmente con el objetivo de conseguir un "ahorro de carbón", una situación que con el tiempo fue perdiendo de sentido y necesidad.

Tanto así que en 1950 España decidió dejar de adoptar la medida del cambio de horario de verano, pero en 1974 crisis del petróleo hizo que los gobiernos de los países europeos retomasen esta vieja costumbre en todo el viejo continente. En aquella época España aún no era parte de la Comunidad Económica Europea, por lo que el adelanto del reloj vino marcado por una orden directa del presidente del gobierno, en coordinación con los demás estados.

Desde aquel entonces hemos mantenido el cambio de horario de verano hasta la actualidad. Aunque en diferentes ocasiones se han hecho propuestas desde el gobierno o por parte de partidos de oposición para eliminarlo, esto no ha sucedido.

El inicio del cambio de horario de verano conlleva un mínimo inconveniente para las personas y es que dormiremos una hora menos. ¿Realmente nos afecta? Según nos explica Juan Antonio Madrid, catedrático de Fisiología de la Universidad de Murcia, los efectos pueden llegar a notarse pero son anecdóticos.

Cualquier síntoma que podría ocurrir como un mayor cansancio, fatiga o apatía desaparecen en muy breve una vez que nuestro organismo se adapta. El experto nos recuerda que "trasnochar cualquier fin de semana afecta mucho más al cuerpo que el cambio de hora de marzo".

¿Realmente ahorramos más energía durante el horario de verano?

El cambio de horario de verano se ha justificado por el ahorro de energía que conlleva. ¿Pero realmente sucede? De acuerdo al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), la respuesta es . Lo sitúan en un 5% anual, aproximadamente, en conceptos de consumo en iluminación.

No obstante, la Asociación de los Consumidores de Energía puso en duda esas cifras y en 2007 inclusive la Comisión Europea aseguró en un informe publicado en 2007 que "el ahorro es real", pero "limitado".

Time-lapse ciudad

México: un cambio de horario de verano particular

México es otro país que también hace el cambio de horario de verano con una notable curiosidad: dos de los estados del país no lo hacen. El primer caso es el de Sonora no retrasa sus relojes porque tiene un acuerdo con el gobierno de Arizona, Estados Unidos con el que tiene la frontera al norte.

El estado mexicano se adapta al horario del país vecino para no perjudicar los lazos de cooperación que mantienen desde 1959.

El segundo caso es el de Quintana Roo la hora se mantiene para que los visitantes puedan aprovechar la luz natural del caribe. Se trata del estado donde está Cancún, Playa del Carmen, Tulum, Isla Mujeres y otros destinos turísticos sumamente populares.