Pese que el Salón del Automóvil de Ginebra 2020 fue cancelado debido al coronavirus, BMW no quiso dejar pasar la oportunidad de hacer oficial el tan anticipado i4, su nueva propuesta de coche eléctrico. Cabe señalar que el modelo presentado todavía no es el de producción; se trata de un concepto que pretende exponer la tecnología de la automotriz alemana y elementos de diseño bastante diferentes a lo que estamos acostumbrados, principalmente en el habitáculo.

El BMW Concept i4 lleva la electrificación al núcleo de la marca BMW. El diseño es dinámico, limpio y elegante. En resumen: un BMW perfecto que resulta ser un cero emisiones.

Comenzando con las características técnicas, el i4 presume una autonomía en ciclo WLTP de 600 km. gracias a su batería de 80 kWh. Esta última tiene soporte para carga rápida de 150 kWh, por lo que puede recargar el 80% de su capacidad en tan solo 35 minutos. En cuanto a potencia, alcanza una cifra muy prometedora de 390 kW (530 CV); puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4 segundos, mientras que su velocidad máxima podrá superar los 200 km/h.

Aunque son especificaciones relacionadas con un concepto, BMW ha dejado claro que el i4 de producción también se enfocará en ofrecer un gran rendimiento sin descuidar el diseño. Sobre este último, la firma bávara presta mucha atención a los detalles tanto en el exterior como el interior. En la región frontal, por ejemplo, destaca una parrilla de grandes proporciones, muy alejada de lo que proponen otros coches eléctricos. Las medidas del capó, así como de la parte trasera, ayudarán a mejorar la aerodinámica de manera significativa, según indica la compañía.

El diseño del BMW Concept i4 muestra proporciones fantásticas, un carácter poderosamente expresivo y, por supuesto, mucha atención al detalle.

No obstante, los elementos que más llaman la atención en su diseño los encontramos en el habitáculo. Lo primero que salta a la vista es la enorme pantalla curva táctil de que se extiende por casi todo el tablero. La mitad de ella servirá para mostrar la información sobre el estado actual del vehículo, por ello se encuentra por detrás del volante; la otra mitad desplegará el sistema de infoentretenimiento. BMW señala que el panel será bastante similar en la versión de producción.

La pantalla será aprovechada, además, por una interfaz con hasta tres modalidades de visualización y experiencia: Core, Sport, y Efficient. Cada una cambiará su aspecto visual y la información que ofrece. BMW dice que el panel integra una capa de vidrio antireflejante, lo cual permitió prescindir de cubiertas para alejar la luz. Como podrás observar en las imágenes inferiores, el i4 presume acabados de distintos materiales en color blanco, plateado y dorado. De hecho, en ciertas partes se encuentran piezas con incrustaciones de vidrio.

BMW igualmente reveló que la versión de producción del i4 comenzará a fabricarse a partir de 2021 en su planta de Múnich; su plan es incluir su última tecnología de conducción asistida. Seguramente tendremos que esperar hasta el próximo año para conocer la versión que comenzará a circular en las calles.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.