Big Brother, el famoso reality show en el que un grupo de personas se aíslan completamente durante varios meses, está atrayendo los reflectores en diversos países debido al coronavirus, y no porque sus responsables hayan suspendido el programa, sino porque sus participantes no tenían idea de la existencia de la pandemia. Ante la incertidumbre de algunos integrantes, la producción decidió informarles de la situación.

En Big Brother Alemania el asunto se volvió tenso, pues fueron los propios familiares quienes exigieron a la producción que se informara del tema a los integrantes. Endemol Shine Group, empresa responsable del reality, recibió una oleada de críticas por su tibia actuación, aunque poco después emitieron un comunicado para dejar claro que "la salud y el bienestar de los integrantes de Big Brother" era su prioridad.

A causa de la emergencia mundial, Big Brother tuvo que saltarse una de sus principales reglas: aislarse de las noticias externas. "Las producciones actuales fueron informadas de que las reglas de formato habituales con respecto a las noticias externas no se aplican en este caso, y se les solicitó que informaran a los concursantes sobre la evolución de la situación con respecto al COVID-19", informaron.

El presentador les explicó la situación del coronavirus, su seriedad y las distintas medidas que se están tomando e nivel global; también les compartieron vídeos de sus familiares para disminuir la evidente preocupación. Además, se presentó un doctor que resolvió las inquietudes de los inquilinos, quienes claramente se mostraban consternados por la noticia. Cabe señalar que 4 de los 14 integrantes, quienes se unieron al resto el pasado febrero, conocían la gravedad del COVID-19, pero se les prohibió hablar de ello con sus compañeros.

Como se mencionó anteriormente, la orden de Endemol fue extender el mensaje a los programas de todos los países. En el caso de Big Brother Brasil, el presentador explicó que el pasado diciembre surgió un nuevo virus en Wuhan, China, el cual comenzó a expandirse a otros países, incluyendo el suyo. Los participantes no pudieron ocultar su sorpresa, algunos de ellos incluso llegaron al borde del llanto. No obstante, se les explicó que sus familiares estaban bien, todos siguiendo las medidas de prevención.

Respecto a Big Brother Canadá, la mayoría de los integrantes estaban enterados del coronavirus, pues el programa comenzó recientemente. Desde luego, la gravedad en aquel momento no se compara con el panorama actual. La incertidumbre surgió hace un par de días, cuando uno de los miembros fue expulsado y todos se dieron cuenta que no había público en el set. La producción les ordenó que dejaran de hablar del tema:

Pese al movimiento de Endemol, las críticas contra la empresa siguen surgiendo en internet. Algunos señalan, por ejemplo, que se están aprovechando de la situación con el fin de incrementar el índice de audiencia. Independientemente de cuáles sean sus verdaderos motivos, está claro que el coronavirus impactó positivamente en el rating, más ahora que hay millones de personas encerradas en sus casas para evitar contagios.