Después de ausentarse casi por completo en Avengers: Infinity War, Hulk volvió a obtener el protagonismo que se merecía en Avengers: Endgame. De hecho, Bruce Banner fue capaz de dominar su transformación sin perder el control, por esa razón se convirtió en un personaje esencial para derrotar a Thanos. Sin embargo, recientemente hemos podido saber que en Marvel Studios contemplaban un destino un tanto diferente para el gigante verde.

Según el guion público de Avengers: Endgame, Hulk estaba destinado a ser toda una celebridad del Universo Marvel. Es decir, su nivel de fama estaría por los aires, tanto en el panorama científico como la cultura popular. Era el superhéroe con más apariciones en público y el consentido de la humanidad, incluso por encima del aclamado Tony Stark, quien finalmente decidió alejarse de los reflectores. Dicho de otro modo, Hulk era un rockstar total.

En una sección del guion original, Natasha Romanoff, Steve Rogers y Scott Lang intentan convencerlo de viajar en el tiempo, a lo que Hulk responde sin vergüenza: "Se supone que debo estar con Oprah la próxima semana, pero imagino que podría mover las cosas". Evidentemente, esa declaración proviene de alguien que se codea con la cúpula de Hollywood. En otro momento, cuando los Avengers se preparan para viajar en el tiempo, el hombre verde despeja las dudas de su artefacto diciendo "Soy amigo personal de Bill Nye, el chico ciencia".

Pese a que Marvel decidió omitir esa faceta del superhéroe, en el largometraje final todavía encontramos algunas pistas de su vida llena de fama. Por ejemplo, cuando se encuentra desayunando con el resto de Vengadores y un grupo de niños se acerca para pedir una foto. Ni siquiera se percataron que Capitán América y Viuda Negra estaban en la misma mesa. Scott, por su parte, tuvo que decir "¿Quieren una foto conmigo? Soy Ant-Man", pero los chicos no tenían ni idea de quién se trataba.

Otras pistas de su vida como rockstar las pudimos observar en el reestreno de Avengers: Endgame. Se trata de una versión ligeramente extendida que incluye una escena adicional de Hulk. En ella se ve al superhéroe salvando a unas personas de un edificio en llamas y dándole consejos a un bombero para contener el fuego. Cabe recordar que la secuencia fue duramente criticada porque todavía no se completaba su CGI.