Desde su lanzamiento en 2013, la interfaz de la Xbox One se ha renovado en varias ocasiones para cumplir con las peticiones de los usuarios y mejorar la experiencia. Hoy, tras una fase de pruebas privada que se extendió durante prácticamente medio año, Microsoft ha lanzado públicamente una actualización que nuevamente ofrece un nuevo diseño para el Dashboard de la consola.

En esta ocasión, los de Redmond se han enfocado en hacerla más simple con el fin de acceder rápidamente a juegos y aplicaciones. Se han eliminado las pestañas de la parte superior, desde las cuales era posible entrar a la página principal, Xbox Game Pass, Mixer y la Microsoft Store. Ahora, las mencionadas secciones se ubican debajo del juego o aplicación seleccionado como principal.

La idea es que la interfaz muestre los últimos juegos usados, muy al estilo de la PlayStation 4. De esta manera resulta más sencillo ubicar el título que queremos disfrutar. Adicionalmente, Microsoft te permitirá personalizar la ubicación de la pantalla donde se muestran las notificaciones. Esta opción, una de las más solicitadas en los últimos años, será ideal para evitar que las alertas interfieran con el HUD de algunos juegos.

Otros detalle interesante de la nueva interfaz es que han cambiado el aspectos de los íconos en la librería, facilitando distinguir entre un juego completo y una demo. ¿Tienes una Xbox One con lector de discos? Por fin podrás expulsar un juego de la bandeja desde el mando. Para finalizar, ahora las conversaciones mostrarán las imágenes enviadas desde las aplicaciones de Xbox en iOS, Android y Windows 10.

Actualizar tu consola es bastante sencillo; únicamente debes presionar el botón Xbox del mando, dirigirte a "Sistema" (ícono del engrane) y posteriormente a "Configuración". Una vez dentro, vuelve a ubicar la sección "Sistema" y después "Actualizaciones y descargas". Al pulsar la opción "Actualizar", automáticamente comenzará a descargar e instalar los archivos con las novedades descritas anteriormente.