Facebook pagará dinero por grabar, escuchar y analizar las voces y pronunciaciones de algunos de sus usuarios. Lo hará bajo un nuevo programa llamado Pronunciations, el cual forma parte de Viewpoints, su aplicación de investigación de mercado.

El principal objetivo de este nuevo programa es perfeccionar el sistema de transcripción y reconocimiento de voz desarrollado por Facebook, el cual se encuentra detrás de plataformas como Facebook Portal. El análisis de voces diferentes permite entrenar a los algoritmos encargados de la transcripción y, por consiguiente, hacer que estos comprendan diferentes pronunciaciones o acentos.

Para participar, los usuarios han de ser estadounidenses y tener una edad comprendida entre los 18 y los 75 años. Inicialmente, la entrada en este programa se ofrecerá a un número limitado de usuarios, aunque se espera que la compañía aumente progresivamente la base de participantes potenciales con el paso del tiempo.

Una vez aceptados en el programa, los usuarios tendrán que grabarse a sí mismos pronunciando las palabras Hey Portal seguidas del nombre de alguno de los amigos que este tenga en su perfil de Facebook. El participante tendrá que ejecutar este proceso con diez nombres diferentes y, a su vez, repetir cada uno de los casos dos veces.

La realización de este proceso se compensará con 200 puntos en la plataforma Viewpoints, desde la cual se pueden convertir estos puntos en dólares. El usuario, no obstante, deberá tener un mínimo de 1.000 puntos para poder proceder con el canje de los mismos, por lo que tendrá que completar cinco veces el proceso de grabación de voz para alcanzar dicha meta y, por consiguiente, poder reclamar los cinco dólares a los que se corresponden esos 1.000 puntos.

Facebook asegura que los fragmentos de audio recopilados a través de este programa no se vincularán con el perfil de Facebook del participante, sino que se mantendrán en el anonimato. La compañía también aclara que estos datos no se compartirán con empresas de terceros sin el consentimiento previo del usuario.

En agosto, Bloomberg reveló que Facebook –al igual que otras empresas tecnológicas– había utilizado fragmentos de voz capturados a través de Messenger para analizar y perfeccionar su software de transcripción de voz. La empresa lo hizo, además, sin advertir explícitamente sobre esta práctica, lo que levantó una oleada de críticas por parte de los usuarios. En respuesta al artículo de Bloomberg, Facebook aseguró haber pausado esta práctica días antes de revelarse el escándalo.

👇 Más en Hipertextual