Los fabricantes de ordenadores vieron, en general, aumentar sus ventas en 2019 por primera vez desde 2011. Un año que supone un repunte para una industria que en los últimos tiempos no ha dejado de acusar la llegada de los smartphones y tablets, los cuales han modificado el uso y forma en la que los usuarios interactúan con la tecnología.

Según los más recientes datos publicados por las firmas de análisis IDC y Gartner, el pasado año fue uno de los más significativos en términos de ventas, cerrándose con un aumento del 2,7 % (según IDC) o del 0,5 % (según Gartner) respecto a 2018. Esto se traduce en 266,690 o 261,237 millones de dispositivos vendidos, respectivamente.

En 2018 ya se comenzaron a ver los primeros brotes verdes que podían anticipar un crecimiento, con un segundo trimestre en el que las ventas también aumentaron.

Lenovo, HP y Dell, los principales beneficiados

De la misma manera que ya ocurría en el pasado, gran parte de las ventas de terminales se han enfocado al segmento de los negocios, indicando, nuevamente, que el mercado de consumo continúa sin pasar por su mejor momento. El hecho de que Microsoft deje de dar soporte a Windows 7, aseguran desde IDC, ha sido también un factor clave, suponiendo un notable volumen de empresas cambiando sus equipos de trabajo.

Según dicha firma, Lenovo encabezaría el actual mercado con unas ventas que han aumentado un 8,2 % de un año a otro y que sitúan a la empresa con una cuota de mercado del 24,3 %. Siguiendo a esta, y también en positivo en el total de ventas en 2019 respecto a 2018, se hallan HP y Dell, creciendo un 4,8 % y 5,4 % y con unas cuotas de mercado del 23,6 % y 17,5 %, respectivamente. Apple y Acer, por su parte, cierran el año en negativo con una diferencia anual de -2.2 % y -4,6 %, respectivamente, lo que se traduce en una cuota de mercado de 6,6 % para la primera y de 6,4 % para la segunda.

En relación a al futuro, Gartner predice "una disminución continua en el mercado de PC de consumo en los próximos cinco años". Aseguran, también, que la innovación será imprescindible para sostener el crecimiento de la industria de los PC: "Ya hemos comenzado a ver esto a través de los 'ordenadores portátiles plegables' presentados en el CES la semana pasada junto con iniciativas que hacen que las PC sean tan fáciles como los teléfonos inteligentes al permitir que los usuarios estén siempre conectados y garanticen una vida útil de la batería sin preocupaciones".