– Ene 12, 2020, 8:30 (CET)

Taylor Swift no es la única: otros 10 cantantes que probaron suerte en Hollywood

Whitney Houston, Beyoncé o Harry Styles son algunos de los cantantes que han querido iniciarse en el mundo de la actuación, mientras tenían éxito en la música.

Taylor Swift es uno de las cantantes que Cats ha modificado con CGI para presentar un aspecto gatuno en la adaptación del famoso musical de Andrew Lloyd Webber. A ella se unen otras voces potentes como Jennifer Hudson y Jason Derulo. Solo este último es nuevo en el arte de ponerse ante las cámaras de cine, ya que tanto Swift como Hudson habían tenido previamente algún rol en la gran pantalla. Como ellas, un buen número de artistas que se dedican de manera prioritaria a la música han decidido probar suerte en el cine.

Taylor Swift

Sus primeras incursiones en el cine llegaron en 2009, cuando apareció brevemente en Hannah Montana: la película interpretando el tema Crazier, y en 2010, con un pequeño papel en Historias de San Valentín, en la que se enamoraba del personaje de Taylor Lautner, que era su pareja real en aquel momento.

En 2012, puso voz a una de las protagonistas de la cinta animada Lorax y en 2014 apareció en The Giver, una prometedora adaptación de la novela de Lois Lowry que, a pesar de contar con talentos como Meryl Streep, dejó mucho que desear. Después de esta experiencia, la cantante no había vuelto a ponerse ante las cámaras hasta este mismo año, en el que su reconocido amor por los felinos la ha llevado a aceptar un rol en Cats.

Prince

El polifacético artista debutó en el cine con el papel protagonista del musical Purple Rain en 1984, del que se extrae una de sus canciones más conocidas. Dos años más tarde, daría el salto a la dirección con Under the Cherry Moon, de nuevo una película musical en la que interpretó el papel principal. A estas les siguieron otras dos cintas, la última de ellas en 1990. Con Graffiti Bridge le dio una continuidad a la historia de Purple Rain y terminó su andadura en el cine.

Harry Styles

El exvocalista de One Direction está en la cresta de la música pop con el reciente lanzamiento de su nuevo disco. Pero además de la música, el británico debutó con su primer papel en el cine nada más ni nada menos que bajo la dirección de Christopher Nolan en Dunkerque (2017). Nolan lo escogió gracias a sus “facciones de otra época”, pero lo cierto es que su interpretación sorprendió a la gran mayoría del público.

El pasado verano, se rumoreó que Styles sería el protagonista del nuevo live action de La Sirenita, pero pronto dejó claro que, aunque Disney le había contactado para interpretar al príncipe Eric, había rechazado el papel para centrarse en la música. ¿Volveremos a verlo en pantalla grande

David Bowie

Aunque siempre antepuso su carrera musical a la cinematográfica, Bowie era un personaje polifacético que nunca descuidó sus apariciones en todo tipo de medios, el cine entre ellos. Su primera incursión en este mundo tuvo lugar en 1967 con un corto titulado The Image.

Intercaló los papeles protagonistas de The Man Who Fell to Earth (1976), The Hunger (1983) o Dentro del laberinto (1986), con cameos y roles secundarios en multitud de filmes y series de televisión, entre ellas, un capítulo de Twin Peaks. Fue Andy Warhol (Basquiat, 1996) y Nikola Tesla (The Prestige, 2006), prestó su voz para películas animadas (Arthur y los Minimoys, 2006) y participó incluso en videojuegos (Omikron: The Nomad Soul, 1999). Su legado en el cine sigue muy presente aún cuatro años después de su muerte.

Jennifer Lopez

Jennifer Lopez comenzó su carrera en la industria del cine antes de lanzarse a los escenarios, con una pequeña parte en My Little Girl (1986). En sus primeros años, ya se ganó algunos roles destacables en Anaconda y Un romance muy peligroso y Nunca más.

Durante los dosmil, el nombre de la cantante norteamericana estuvo ligado a las comedias románticas de Hollywood gracias a películas como Sucedió en Manhattan o Planes de boda. Ha llegado incluso a sonar fuerte para las nominaciones de los próximos Premios Oscar, después de su interpretación en Hustlers.

Justin Timberlake

El cantante estadounidense inició su carrera como solista tras el desmantelamiento de la banda NSYNC en 2002, de la que había sido la voz principal. En 2004 debutó como actor en la cinta Edison Force, que fue directa a vídeo. Desde ese momento, comenzó a perseguir una carrera en el cine que llevaría durante varios años en paralelo con la música.

Entre 2008 y 2012, sin embargo, se centró en su faceta como actor y consiguió varios roles protagonistas seguidos, entre los que se encuentran las comedias románticas Bad Teacher y Con derecho a roce y la película de ciencia ficción In time. En 2012 publicó un nuevo disco y relanzó su carrera musical, por lo que sus apariciones en la gran pantalla desde entonces se han visto bastante reducidas.

Beyoncé

La cantante es mundialmente conocida por su música y movimientos sobre el escenario, pero también ha tenido una buena cantidad de apariciones en la gran pantalla. Comenzó su recorrido en el cine en 2001 como la protagonista de Carmen: A Hip Hopera, cuando todavía era miembro de Destiny’s Child.

En 2002, protagonizó Fighting Temptations que, a pesar de las malas críticas, recaudó 30 millones de dólares en Estados Unidos gracias a su participación. Durante los años siguientes interpretó a Deena Jones y Etta James en biopics musicales sobre sus vidas. Su papel más reciente es el de Nala en el remake de El rey león, para la que ha producido un nuevo tema titulado Spirit.

Shakira

Antes de saltar a la fama con su voz, Shakira fue la protagonista de una telenovela colombiana llamada El Oasis, en la que interpretaba a una joven torturada por una relación de amor imposible con un muchacho que su familia no aprueba. El dramático argumento de la serie apenas duró un año y para 1995, la joven Shakira logró el reconocimiento en el mundo de la música con su álbum Pies descalzos.

Posteriormente, su único flirteo con el cine ha sido mediante Zootrópolis, la cinta animada de Disney en la que ponía voz a Gazelle e interpretaba el tema principal de la película.

Ana Belén

En el terreno nacional, nos sobran folclóricas que hayan combinado su trayectoria musical con papeles en el cine, pero no son las únicas cantantes españolas que han sabido sacar lo mejor de los dos mundos. Ana Belén tiene una extensa carrera en la música que consta de más de treinta discos, pero nunca ha descuidado su faceta de actriz en cine, televisión y teatro.

Entre sus películas más destacadas encontramos La Pasión Turca (1994) y El amor perjudica seriamente la salud (1996). Tras doce años alejada de la gran pantalla, regresó en 2016 con una película de Fernando Trueba (La reina de España),. Ese mismo año, recibió el Goya de honor, después de haber estado nominada como Mejor actriz en cinco ocasiones.

Lady Gaga

Lady Gaga quería ser actriz mucho antes de querer ser cantante, por lo que no se lo pensó dos veces cuando le llegó la oportunidad. Fue en 2015, como la propietaria de un hotel en la quinta temporada de la serie American Horror Story, por la que recibió un Globo de Oro al año siguiente.

Repitió con el drama de terror en su siguiente temporada y se colmó de alabanzas en 2018 con su actuación en Ha nacido una estrella junto a Bradley Cooper. Gracias a esta película recibió su primer Oscar —a Mejor canción original— y se convirtió en la primera mujer en ganar un Globo de oro, un BAFTA, un Grammy y un Oscar en el mismo año.

Whitney Houston

A pesar de que sus apariciones en el cine no fueron numerosas, a la cantante estadounidense le perseguirá para siempre el legado de I will always love you, la balada principal de El guardaespaldas, la película que consolidó su fama mundial.

Para continuar con el éxito de la cinta entre el público, Houston protagonizó varios títulos en los años siguientes —Waiting to Exhale (1995), The Preacher's Wife (1996) y Cinderella (1997)—. No volvió a aparecer en la gran pantalla hasta 2012, cuando interpretó a la madre de las hermanas que componían el grupo The Supremes en Sparkle.