Autor: Alberto R. Aguiar

En marzo de 2019 prosperaba una iniciativa de Podemos en la Comunidad de Madrid: la televisión pública autonómica dejaría de emitir anuncios de casas de apuestas. En la campaña para las generales de abril la organización morada le sacó el compromiso al PSOE y a Más Madrid para apoyar una futura Ley integral del Juego que prohibiría este tipo de establecimientos a menos de 500 metros de colegios y centros educativos.

Ahora, Unidas Podemos forma parte del Gobierno de España y su lucha contra la ludopatía y este tipo de negocios será uno de sus ejes de batalla.

Lo apuntan fuentes de los morados a La Información, y se concretaba de hecho en el acuerdo de Gobierno que PSOE y Unidas Podemos rubricaron a finales del año pasado. El Ministerio de Consumo que dirige desde esta semana Alberto Garzón, que ya ha asumido sus competencias, presentará en los próximos días una batería de medidas para combatir la proliferación de este tipo de locales, que aparecen sobre todo en barriadas obreras y emergen nuevos problemas de ludopatía entre su población.

Todavía no es seguro cuándo se darán a conocer las primeras concreciones de este eje programático del nuevo Ejecutivo de coalición. El martes pasado se celebró el primer Consejo de Ministros —ordinario, después de que Sánchez haya decidido pasar las deliberaciones de su Gabinete de los viernes a este día de la semana—. No obstante, este viernes se celebrará un segundo Consejo, este extraordinario.

Las medidas que Unidas Podemos y el PSOE han acordado en esta materia parten de crear una "regulación urgente de los juegos de azar" mediante un reglamento para su publicidad en línea "en el ámbito estatal". Será una publicidad similar a la de los productos del tabaco. Pero también se introducirán "medidas de información, gestión y limitación" en el consumo de este tipo de juegos de azar, "con el objetivo de reforzar la autoconciencia y autonomía del jugador de cara a prácticas de consumo saludable".

Una de estas medidas estrellas será la prohibición de que este tipo de establecimientos puedan mantener sus puertas abiertas antes de las 22.00 horas, además de la restricción de cercanía a centros escolares que ya se han producido en determinadas autonomías. Esta será una propuesta esencial: este tipo de negocios aprovechan las apuestas de última hora y muchos partidos de la Liga de Fútbol tienen lugar en horario diurno.

En este sentido, fuentes de Podemos han concretado a La Información que no se podrá apostar "mientras se toma un café con churros, en los 30 minutos del recreo o pasar el fin de semana en el local porque la cerveza es barata". Eso sí, las competencias en materia de apertura y horario comercial están transferidas a las comunidades autónomas, lo que supondrá un serio obstáculo a las medidas que adopte el nuevo Ministerio de Consumo.

Las medidas acordadas por socialistas y morados también plantean "reorientar la tasa por gestión administrativa del juego" que a día de hoy pagan los operadores. El objetivo es destinar un fin de este porcentaje a "iniciativas preventivas y de sensibilización, intervención y control". Los locales de este tipo tendrán que colocar en su entrada carteles advirtiendo de los peligros de la ludopatía del mismo modo que en las cajetillas de tabaco aparecen mensajes del Ministerio de Sanidad advirtiendo de los riesgos de fumar.

El Gobierno comenzó a gobernar precisamente este martes, cuando celebró el primer Consejo de Ministros después de más de ocho meses de interinidad. Su primera medida ha sido subir las pensiones, revalorizándolas al 0,9%, y es de esperar que muchos de los acuerdos alcanzados entre PSOE y Unidas Podemos lleguen a materializarse en los próximos meses.

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider

👇 Más en Hipertextual