Lime quiere solucionar uno de los principales problemas de la proliferación de patinetes eléctricos en ciudades: su uso en aceras, una de las prácticas más peligrosas e irresponsables de este tipo de vehículos personales.

Lo hará por medio de un sistema de detección que puede ser integrado al software de la flota actual de patinetes. El programa está actualmente en pruebas en San Jose, California.

Lo lograrían por medio de datos del acelerómetro, sensores de velocidad y un modelo estadístico que sería capaz de determinar si el patinete está siendo usado en la acera con una exactitud del 95%.

Por el momento la detección está siendo usada únicamente para informar al usuario que no debería recorrer por las aceras, pero no implicará una penalización por parte de la compañía o informe a autoridades locales, de momento.

Considerando que usar patinetes eléctricos en las aceras es uno de los dos motivos más comunes de accidentes (el otro es que se monten dos personas al mismo tiempo), parecen ser buenas noticias.

👇 Más en Hipertextual