LG ha perdido relevancia en el mercado de móviles durante los últimos años. La combinación de lanzamientos poco exitosos y la llegada de competidores chinos como Huawei o Xiaomi, ha provocado que la empresa surcoreana lleve años sin obtener ganancias.

A pesar de eso, LG ha dejado en claro que no claudicará y durante su conferencia de prensa en CES 2020, su presidente, Brian Kwon, declaró que su división de móviles será rentable en 2021, aunque sin ofrecer detalles específicos de cómo lo logrará.

El negocio móvil de LG Electronics será rentable para 2021. Puedo decir que podemos hacer que eso suceda, ya que LG Electronics ampliará su línea de dispositivos móviles y lanzará constantemente otros nuevos con algunos factores sorprendentes para atraer a los consumidores.

Las palabras de Kwon dejan la puerta abierta a muchas interpretaciones. Si esos "factores sorprendentes" se refieren a características experimentales, es posible que resulte contraproducente. La empresa ha apostado por teléfonos modulares, con un display adicional para notificaciones o una segunda pantalla completa, aunque ninguno de los anteriores ha resultado un éxito en ventas.

El último modelo de gama alta que anunció la empresa fue el G8X ThinQ, un terminal que llegó como actualización al G8 y que entre sus novedades se encuentra una segunda pantalla que se conecta por medio del puerto USB-C para dotar de nueva funcionalidad al smartphone.

La división de smartphones en LG ha ido en picada desde hace algunos años. El último reporte financiero arrojó que la venta de móviles cayó en un 25% anualmente, aunque la empresa ha logrado mantenerla a flote gracias al mercado de Corea del Sur, en donde registran ventas mucho más altas que en otras partes del mundo.

Para poder recuperarse, LG deberá enfocarse en los teléfonos de gama media con prestaciones premium, tal como lo ha hecho Samsung con su serie Galaxy A que resultó ser un éxito en ventas durante 2019.