Uno de los rumores más recurrentes desde que se cerrase el año pasado sin que Apple renovase sus iPad Pro, era la de situar un evento especial en marzo que sirviese como puerta de entrada de los nuevos productos de la compañía, incluyendo el esperado nuevo iPhone que viene a sustituir al aclamado iPhone SE, de forma que tendríamos una presentación en marzo y un evento en septiembre para la gamas altas de su terminal.

Aunque los nuevos detalles son escasos sobre lo que veríamos en ese evento más allá del iPhone SE de nueva generación, todo parece indicar que la compañía ya habría preparado todo para iniciar la producción el próximo mes de febrero, para tener un stock suficiente de cara al rumoreado lanzamiento de marzo, según apuntan en Bloomberg.

Tal como viene anticipando los rumores, el nuevo ‌iPhone‌ será similar en diseño a un iPhone 8 con pantalla LCD de 4.7 pulgadas, con los mismos bordes superiores e inferiores que los modelos anteriores a Face ID, incluyendo el Touch ID y cámara trasera de una sola lente, aunque con A13 y 3 GB de RAM.

Una nueva gama de entrada a un precio más comedido que los modelos actuales de Apple y que serviría para tener un nuevo modelo ya asentado en el mercado antes del lanzamiento de la gama Pro, para evitar además que no se divida la atención entre la gama alta y media.

👇 Más en Hipertextual