México nuevamente amaneció con una noticia bastante desafortunada, y que tiene que ver con la ola de violencia que azota al país desde hace muchísimo tiempo. Según los primeros reportes, un menor de 11 años disparó contra varias personas al interior del Colegio Cervantes, ubicado en Torreón, Coahuila. Hasta el momento se habla de seis heridos y dos víctimas, incluyendo al responsable del ataque.

Como suele ocurrir en este tipo de tragedias, tanto en México como en otros países del mundo, los videojuegos son rápidamente señalados como una de las principales causas, incluso sin haber realizado una investigación previa que pueda fundamentarlo. Tras los hechos ocurridos hoy, el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, mencionó que el agresor fue influenciado por un juego.

De acuerdo a sus declaraciones, el menor portaba una playera con las palabras "Natural Selection" cuando realizó el ataque. Sin indagar adecuadamente, el gobernante —y seguramente también sus allegados— dedujo que era un videojuego, pues al realizar una búsqueda en internet se encontró con una propuesta violenta en la que intervienen armas de alto poder. Su campaña, impulsada por la ignorancia, inicia desde aquí.

Efectivamente, Natural Selection es un mod de Half-Life cuyo lanzamiento se remonta hasta el 2002. Se trata de un juego de acción en primera persona (FPS) que combina algunas mecánicas de estrategia, y que el objetivo principal del personaje es enfrentarse, con armas de alto poder, a extraterrestres en una ambientación de ciencia ficción.

Para ser sincero, es poco probable que un menor —o cualquier otra persona— se encuentre disfrutando de este videojuego en la actualidad; pero ese ni siquiera es el tema. Riquelme Solís dio por hecho, previo a realizarse la investigación pertinente, que un videojuego influyó en la conducta del menor. Su señalamiento a Natural Selection es una deducción oportunista y pobremente fundamentada.

La realidad es que las palabras podrían referirse a la masacre de Columbine en 1999, en la que 13 personas murieron y 24 resultaron heridos. Uno de los tiradores, Eric David Harris, portaba una playera con la frase "Natural Selection". Sin embargo, aún con esta información, no me atrevería a asegurar que el menor se inspiró en la figura de Harris para cometer el crimen de hoy. Eso lo sabremos después de las averiguaciones, si es que las hacen.

Un corresponsal de Foro TV, canal perteneciente a Televisa, señaló que el agresor iba vestido como el personaje "Harry" de Natural Selection. Toda una ola de desinformación e ignorancia originada a partir de una explicación que carece de argumentos. Era de esperarse que un cierto sector del público comenzara una campaña contra los videojuegos en México; siempre ha sido la salida fácil.

Acusar a los juegos, sin fundamento alguno, se está convirtiendo en una vía de escape para las autoridades que se ven involucradas en estas tragedias. Es ridículo, y también preocupante, que se hagan señalamientos tan serios cuando la raíz del problema es infinitamente más compleja que un simple videojuego.

Los gobernantes, más allá de realizar una investigación adecuada antes de emitir un mensaje, igualmente deben prestar atención a los problemas reales que originan la ola de violencia en lugar de optar por el oportunismo. A los padres y tutores, por su parte, les corresponde vigilar el tipo de juegos que disfrutan los menores. Las clasificaciones por edad que imperan en México deben seguirse responsablemente, tanto por vendedores como consumidores.