Xbox Scarlett será uno de los lanzamientos más importantes de Microsoft el próximo año. Si bien los de Redmond compartieron los primeros detalles de su hardware el pasado junio, todavía restan por conocer, de manera oficial, algunas características importantes. El día de hoy, sin embargo, ha surgido una nueva filtración, la cual revela nuevos detalles técnicos de Scarlett y su variante económica, conocida internamente como Lockhart.

De acuerdo al portal Windows Central, que cuenta con una excelente reputación al momento de revelar datos sobre futuros productos de Microsoft, Scarlett será capaz de producir un poder de cómputo de 12 teraflops, aproximadamente. Haciendo la comparación con sus predecesoras de la actual generación, la Xbox One X llega a los 6 TF, mientras que la Xbox One S se queda en 1.4 TF. De concretarse, el salto en rendimiento sería realmente significativo.

Eso sí, la fuente aclara que Microsoft no solo presumirá el incremento en teraflops, pues también intervendrán otras tecnologías totalmente personalizadas por la empresa. Se menciona, por ejemplo, un procesador de 8 núcleos con una frecuencia de reloj de 3,5 GHz, el cual tendrá mejoras importantes en la memoria caché y otras optimizaciones que, en conjunto, permitirían a Scarlett tener un rendimiento entre 4 y 5 veces superior al de la Xbox One X.

Respecto a la memoria, se esperan 16 GB de RAM, 13 de ellos dedicados a los juegos y el resto (3 GB) para la gestión del sistema operativo. La Xbox One X, por su parte, solo destinaba un máximo de 9 GB para los títulos. Recordemos que Microsoft ya confirmó que el SSD ultrarápido podrá usar su espacio como RAM virtual en caso de ser necesario. Sobre la unidad de almacenamiento, Windows Central detalla la integración de un SSD con tecnología NVMe, misma que podría eliminar los tiempos de carga o reducirlos de manera notable.

Una de las principales características de Scarlett sería, según el citado medio, la posibilidad de comenzar a disfrutar cualquier título a través de Project xCloud, su servicio de videojuegos en streaming, mientras se completa la descarga del mismo al almacenamiento local. El objetivo de Microsoft es que los jugadores ahorren el máximo tiempo posible durante su experiencia con la consola.

En lo que se refiere a Xbox Lockhart, una versión con menor rendimiento y más barata de Scarlett, alcanzaría un poder de cómputo de 4 TF. Su procesador sería ligeramente inferior al de su hermana mayor, pero compartirían el mismo SSD NVMe. La variante económica quedaría por detrás de la Xbox One X en potencial técnico, no obstante, en diferentes apartados podrá superarlo. De hecho, igualmente será retrocompatible y tendrá soporte para trazado de rayos (Ray Tracing).

Pese a la confiabilidad de la fuente, y como ellos también aconsejan, lo mejor es tomar la información con tranquilidad y esperar un anuncio oficial. Scarlett se pondrá a la venta durante el último trimestre de 2020, mientras que la fecha de lanzamiento de Lockhart sigue siendo un misterio. Aunque Microsoft no ha querido confirmar la existencia de esta última, recientemente Kotaku reportó que el proyecto sigue en marcha.