El hecho que Tesla sea una empresa tanto de hardware como de software es uno de los ejes más grandes detrás de la inmensa innovación que supone la compañía dentro del mundo del automovilismo. El poder cambiar aspectos importantísimos de la flota de coches de la marca por medio de una actualización de sistema supone un antes y un después.

Ejemplos hay muchos, como el hecho que los Model 3 aceleran 10% más rápido hoy que a inicios de 2019 o cómo mejoras significativas en el Autopilot han ido apareciendo a lo largo de la vida de los vehículos de Tesla.

En las últimas dos semanas los dueños del Model 3 Standard Range Plus —o autonomía estándar plus— han visto cómo sus vehículos se han revalorizado de forma importante por medio de dos actualizaciones de software que han ofrecido dos mejoras al vehículo.

La primera fue a inicios de diciembre, en que Tesla aumentó la velocidad de carga máxima de 100 kW a 170 kW con la versión 10.40.

Ahora también tendrán asientos calefactables traseros funcionando en breve por medio de otra actualización, especialmente importante ahora que llega el invierno al hemisferio norte. Lo ha confirmado Elon Musk en Twitter, respondiendo a una persona que lo pide expresamente:

Hasta ahora Tesla solo ha ofrecido asientos calefactables traseros en los Model 3 de gran autonomía y Performance, las versiones más caras del vehículo. Ahora, con esta mejora, el valor del coche más económico de la compañía aumenta aún más.

Se desconoce exactamente qué día llegará la actualización y si será una opción de pago o gratuita pero suponemos que será muy pronto pues el invierno está, oficialmente, a punto de llegar.

Todo lo que Tesla ofrece con la V10 de su software