El pasado miércoles, Qualcomm presentó el Snapdragon 865, el chip que dará vida a los terminales Android de gama alta durante 2020. De acuerdo a las promesas del fabricante, el procesador será un 25% más rápido que la generación anterior (Snapdragon 855), mientras que la GPU será un 20% más veloz. Afortunadamente, en las últimas hhoras han surgido los primeros 'benchmarks' del componente, dejando ver que cumplen con lo señalado por la compañía.

La información, obtenida en la base de datos de Geekbench v4, muestra que el rendimiento single-core y multi-core es entre 22 y 23% superior respecto a los resultados del Snapdragon 855. Sin embargo, las gráficas también dejan claro que seguirán por debajo de los procesadores de Apple, el principal rival a vencer en este sector.

El iPhone 11 Pro Max, que integra el A13 Bionic, arroja un resultado de 5.476 puntos en procesamiento single-core, mientras que el Snapdragon 865 se queda en 4.303. De hecho, el número no es suficiente para superar al A12 Bionic del año anterior. En lo que se refiere a la prueba multi-core, el mismo terminal de Apple mantiene la cima con 13.870, y el 865 escala hasta el segundo puesto con 13.344.

Eso sí, todavía nos resta conocer cuál es el rendimiento gráfico, pues Geekbench no ofrece datos de la GPU. Por otra parte, también será necesario esperar los resultados del próximo procesador insignia de Samsung (Exynos). No cabe duda de que, al menos en el mercado de dispositivos Android, se librará una batalla bastante interesante entre las propuestas de chips de diversos fabricantes. Parece que Apple mantendrá la cima por mucho tiempo.