Hay tres cosas en telefonía móvil que nunca son suficientes: la duración de la batería, la capacidad de almacenamiento y los datos móviles disponibles. Los smartphones evolucionan mejorando los dos primeros aspectos, batería y memoria, pero en cuanto a datos móviles, sólo podemos cruzar los dedos por encontrar Wi-Fi cerca o contar con un buen plan de datos móviles que dure hasta final de mes.

Por suerte, tanto Google como Apple procuran introducir mejoras de rendimiento en sus sistemas operativos móviles con el propósito de aprovechar mejor el ancho de banda móvil y no desechar ese consumo en tareas secundarias. Y en el caso de Apple, con iOS 13 lo hace muy bien gracias a su Modo de datos reducidos.

Disponible tanto para iPhone como para iPad y iPod touch, si tienes instalado iOS 13 podrás recurrir a este Modo de datos reducidos y así reducir el consumo tanto de datos móviles como de Wi-Fi. Esto te servirá para dos cosas: no superar tu límite de consumo de datos y priorizar tareas importantes si la velocidad es lenta.

Qué hace el Modo de datos reducidos

Hemos dicho que este Modo “restringe el uso de la red en segundo plano y reduce el consumo de datos móviles y Wi-Fi”. Pero, más concretamente, ¿qué hace?

Para las aplicaciones que tengas instaladas en tu iPhone con iOS 13, éstas dejarán de usar datos de red cuando no las estés usando. Es decir, no hay consumo de datos en segundo plano. Tampoco se descargarán actualizaciones en segundo plano, ni descargas automáticas ni se realizarán copias de seguridad. Esto significa que servicios como Fotos en iCloud dejará de sincronizarse, algo que ocurre también cuando queremos alargar la duración de la batería.

Otro detalle a tener en cuenta es que, con el Modo de datos reducidos activado, si quieres consumir contenido en streaming, ya sea música de Spotify o iTunes o vídeos de YouTube, Netflix o similares, la calidad puede disminuir. En primer lugar, si necesitas el Modo de datos reducidos no deberías reproducir vídeo o audio por streaming. Pero si lo haces, la calidad será menor para reducir el consumo de datos.

Como ejemplos concretos, Apple dice que aplicaciones propias como App Store, Música o Podcasts dejan de descargar automáticamente contenido. También desactiva la reproducción automática de audio, vídeo y podcasts. Respecto a iCloud, deja de sincronizar datos y pausa las copias de seguridad. En el caso de FaceTime, la calidad de imagen y sonido serán menores si realizamos una llamada o videollamada.

Dónde está el Modo de datos reducidos

Ahora que ya sabemos todo lo que puede hacer por ti el Modo de datos reducidos, veamos dónde está disponible, tanto para datos móviles como para Wi-Fi. En Ajustes > Datos móviles > Opciones encontrarás la opción Modo de datos reducidos para datos móviles. Podrás activarla y desactivarla en cualquier momento.

En caso que quieras salvaguardar el consumo de datos Wi-Fi, por limitaciones de ancho de banda, encontrarás la misma opción Modo de datos reducidos en Ajustes > Wi-Fi. Luego tendrás que pulsar en el botón Información al lado de la red Wi-Fi en la que estés conectado y activar el Modo.

Si quieres comprobar qué tal está yendo el ahorro de datos, puedes comprobar el consumo desde Ajustes > Datos móviles o Ajustes > Datos móviles. Ahí verás cada aplicación y la cantidad de datos consumidos. Además, puedes pulsar en Restablecer estadísticas para contar desde cero.

👇 Más en Hipertextual