Xiaomi Mi TV 4S en 55 pulgadas
– Nov 8, 2019, 13:16 (CET)

Con la llegada al salón, Xiaomi no lo tendrá tan fácil como con los móviles: así se comparan las Mi TV

Se han hecho de rogar, pero finalmente llegarán en 2019 las Xiaomi Mi TV a España. Estos son los principales rivales en las 32, 43 y 55 pulgadas en las que compite Xiaomi, de la mano de Samsung, LG, Sony y otros.

Celebrando su segundo año en España, Xiaomi presentó no solo los nuevos Mi Note 10 y Redmi Note 8T, sino que de una vez por todas se decidió a sacar sus televisores fuera del continente asiático. Aterrizan al fin los Mi TV 4A, en 32 pulgadas de diagonal, y Mi TV 4S en 43 y 55 pulgadas. ¿Conserva Xiaomi su capacidad de poner en apuros a su competencia del sector del entretenimiento en materia de precio?

No hay punto medio –de momento, al menos–, pues la resolución en ellos será o bien HD (768p), en el modelo 4A de 32 pulgadas que llega por 179 euros, o ya 4K (2160p) en el modelo 4S y más ambicioso, ya sea en su formato de 43 o 55 pulgadas, cuyo precio oficial es de 349 y 449 euros respectivamente. La diferencia también llegará al apartado interno, donde vemos una potencia algo más alta en los modelos de mayor formato y resolución.

Con Android TV y Chromecast integrado

Y es que recordemos que tras estos paneles –fabricados por LG– y, a pesar de su relativamente reducido precio, se encuentran unas Smart TV con todas las letras, y algunas integraciones más que interesantes. Las principales son Android TV, con la compatibilidad con aplicaciones habitual, al que suma Chromecast integrado, mediante el cual podremos enviar contenido directamente desde el propio smartphone, ya sea Android o iPhone.

Integra además un servicio que denominan PatchWall, que hace de nexo entre las principales aplicaciones y permite tener una búsqueda unificada, también a través de comandos de voz desde el propio mando, a través de Google Assistant. Próximamente también será compatible con Amazon Alexa y Xiaomi Home, según la propia marca, por lo que competirá con los principales sistemas de Smart TV: Tizen OS de Samsung, webOS de LG o el Android TV de los set-top-boxes que distribuye la propia marca.

Por tanto se anima a competir no con los paneles más simples y a los precios más bajos –que también, a la vista del precio del modelo más sencillo y pequeño–, sino también desde una experiencia que para muchos será suficiente. Mucho más económicos, en cualquier caso, que las OnePlus TV Q1 y que todavía hay que ver, cómo llegan y cuándo.

Xiaomi Mi TV 4A, 32 pulgadas: 179 euros

Sobre la primera oferta de Xiaomi, de 32 pulgadas, vemos un precio bajo –– y asequible para casi cualquier perfil de usuario. Llega no obstante con una resolución de pantalla que puede verse como insuficiente. El HD simple será, junto a un brillo de pantalla algo reducido en los 220 nits, de nuevo el sacrificio en 2019 para pasar por el aro del primer precio de una televisión conectada. Android TV es compatible con los principales servicios de vídeo bajo demanda, así como un sistema que acepte un buen catálogo de apps compatibles.

A la espera de que estos modelos sean lanzados hacia finales de mes, todavía no queda claro si estamos frente a un modelo de distribución de costes amortiguados como vemos en los smartphones –donde fácilmente vemos descuentos de hasta el 40% a pocos meses de su presentación–. De ser este siquiera parcialmente el caso, Xiaomi no tendría ningún rival en los precios mínimos.

De momento por tanto, comparamos con los precios más económicos de las marcas blancas que podemos encontrar en las principales superficies, apoyados además por el hecho de que en esta Mi TV 4A no encontramos los mejores acabados metálicos que sí vemos en sus hermanas mayores.

Algunos de los modelos en los que podríamos ver reflejado esto mismo, son los siguientes.

https://amzn.to/2rrX9aD

  • LG 32LK6200PLA, 32 pulgadas en resolución Full HD (1080p), Smart TV con webOS 4, por 217 euros.
  • Samsung 32N4300, 32 pulgadas en resolución HD (768p), Smart TV con Tizen –el ecosistema de Samsung–, por unos 220 euros o 6,239.90 pesos. Plan B: la versión no-Smart (32N4005) por unos 180 euros, más un Android TV, como el Mi Box S de Xiaomi, por otros 60 euros, para un total de unos 240.
  • TCL 32ES560, 32 pulgadas en resolución HD (768p), con Android TV y Chromecast por 219 euros.

Como vemos, algunos elevan el precio de partida ya sensiblemente en esta diagonal. Lo hacen algunos de ellos, eso sí, incluyendo una resolución Full HD más al día con la inmensa mayoría de los contenidos que podemos obtener online. Por tanto, vemos que la Mi TV 4A con Android TV integrado de Xiaomi es una opción bastante competitiva en precio, aunque tampoco tan excepcional en su lanzamiento.

En cualquier caso, si es la resolución lo que nos mantiene al margen de dar el paso a este modelo por el que habíamos estado esperando ya tanto tiempo, atento. Xiaomi presentó recientemente para Asia un Mi TV 4A en 40 pulgadas y resolución FullHD que puede ser un punto intermedio muy interesante y que quizá sea cuestión de tiempo que lancen también en España.

Xiaomi Mi TV 4S, 43 pulgadas: 349 euros

Escalando en el formato, ya en las 43 pulgadas se multiplica directamente su resolución por ocho hasta el 4K, que se ha convertido ya prácticamente en un estándar de los paneles de tamaño más habitual. En estas diagonales podemos encontrar ya propuestas muy atractivas de un abanico de fabricantes inmenso, con los principales servicios integrados ya casi por norma.

No solo está la diferencia en tamaño y resolución del panel, su calidad va también subiendo. Aquí además ya los materiales también empiezan a valorarse más, donde la Mi TV 4S ya cuenta con un acabado metálico, algo simple, pero más estilizado. Veamos algunas de las propuestas más interesantes:

  • Hisense H43BE7000, 43 pulgadas en resolución 4K, Smart TV con las apps más conocidas, por 349 euros.
  • LG 43UK6300PLB, 43 pulgadas en resolución 4K, Smart TV con webOS –y App Store de LG con las principales aplicaciones–, por 309 euros.

  • Samsung 43RU7105, 43 pulgadas en resolución 4K con HDR10+, Smart TV con Tizen, Apple TV y compatible con Alexa, por 378 euros o 7,299.00 pesos.

  • TCL 43EP640, 43 pulgadas en resolución 4K con HDR10, Android TV con Alexa y –obviamente– Google Assistant, por 399 euros.

Sobre estos precios podemos encontrar también buenas propuestas en las grandes superficies más conocidas. Incluso los modelos de 32" si optamos por paneles de "marca blanca", ya relativamente decentes, más algún set-top-box con Android TV.

Xiaomi Mi TV 4S, 55 pulgadas: 449 euros

El primer gran indicio de que estos primeros precios podrían no ser los finales es la oferta de lanzamiento que aplica al mayor de todos ellos. El Mi TV 4S en 55 pulgadas llegará el 25 de noviembre con 50 euros de descuento, quedando en 399 euros. Esto será únicamente durante su primera semana, hasta el 2 de diciembre. No obstante, ya hemos visto otras veces –por ejemplo, con el Mi 9– como este tipo de descuentos termina quedándose y, además, rápidamente.

Veamos cuales pueden ser algunas alternativas al que suponemos será de momento su precio final de 449 euros:

  • LG 55UK6400PLF, 55 pulgadas en resolución 4K, Smart TV con webOS de LG, por 460 euros.
  • Samsung 55NU7026 55 pulgadas en resolución 4K, Smart TV con Tizen, por 399 euros.
  • Samsung 55RU7105, 55 pulgadas en resolución 4K con HDR10+, Smart TV con Tizen, Apple TV y compatibilidad con Alexa, por 496 euros.
  • Philips 55PUS6554, 55 pulgadas en resolución 4K y HDR10+, con Android TV, por unos 460 euros.

Como vemos, dependerá de la cantidad de características que busquemos, pero fácilmente podemos ya conseguir paneles del entorno de precio que propone Xiaomi, en 55 pulgadas y con compatibilidad con los servicios de vídeo más utilizados. De hecho, estos sistemas llegan a menudo equipados con publicidad integrada –también en los modelos más costosos y de miles de euros–, y es precisamente a través de esta de donde se obtiene buena parte de su rentabilidad final.

Xiaomi en la TV: de momento, primeros precios

Aunque muy esperada, la llegada de Xiaomi a los televisores es algo diferente al resto de sus propuestas. En un sector donde los márgenes son más reducidos e incluso inexistentes muchas veces –donde los beneficios pueden venir casi exclusivamente de las implementaciones publicitarias–, puede ser una rama más de la absorción del usuario a su ecosistema. Un proceso que, de momento, se encuentra a medias.

De momento, el aterrizaje de Xiaomi es también parcial. Casi primer precio técnico para cada diagonal entre las que compite, con características simplemente suficientes en el rango que asalta. Un catálogo todavía escueto y fácil de entender que se enfrenta a la variedad de gamas, resoluciones y tamaños de los fabricantes ya establecidos. No obstante, fácilmente cambiaría la situación si la política de precios –en rápido descenso desde su lanzamiento, habitualmente–, se mantiene también en el segmento de las televisiones.

Sí vemos precios bastante competitivos, pero no parecen tan determinantes como en los móviles, donde Xiaomi ofrece características muy similares a las de su competencia por mucho menos dinero. En los televisores es relativamente sencillo encontrar propuestas de Samsung –aunque menos en la gama más baja, de donde se retiró recientemente– o LG que aguantan totalmente el tipo.

Como comentaba más arriba, es interesante también estar atento a las ofertas puntuales y de liquidación de ciertos modelos, o bien con el ojo puesto a la temporada de ofertas que nos acechan. Desde Hipertextual estaremos atentos a ellas, y siempre puedes ver las últimas recomendaciones, o bien suscribirte al canal de Telegram.