Ante las quejas de múltiples usuarios, el equipo directivo de Twitter ha decidido pausar el proceso de eliminación de cuentas anunciado esta misma semana, el cual habría acabado con perfiles de Twitter (y su correspondiente contenido) pertenecientes a personas ya fallecidas.

La red social norteamericana ha asegurado a través de un breve hilo que, antes de retomar el proceso de eliminación de cuentas inactivas, desarrollarán una forma de honrar, reconocer y preservar el contenido de aquellos que ya han fallecido.

El objetivo inicial de la compañía era, a partir de diciembre, borrar automáticamente aquellas cuentas en las que no se haya iniciado sesión durante los últimos seis meses. Esto, según explica Twitter, se debe, por un lado, a la necesidad de cumplir con regulaciones locales –entre las que citan a la GDPR europea– y, por otro, a la preservación de la integridad del servicio.

La forma en la que Twitter reconocerá y preservará las cuentas de aquellas personas ya fallecidas es, por el momento, un misterio. En el sector, no obstante, ya se encuentran ejemplos como el de Facebook, quien sí permite convertir perfiles existentes en cuentas "conmemorativas" si algún amigo o familiar lo solicita.

👇 Más en Hipertextual