Hay quien ni siquiera sabe dónde está el clítoris, así que lo más probable es que tampoco sepa siquiera qué es el músculo plitodiano o plítode ni por qué se ha puesto de moda. No es por la llegada del satisfyer ni otro juguete sexual sino porque una usuaria de Twitter, Melisa, ha desvelado toda la verdad acerca de su existencia. No es un nuevo descubrimiento, en realidad es todo una broma que le gastaron a unos amigos que decían saber mucho sobre la anatomía femenina.

Esta broma que, buscando ser creíble, llegó hasta la Wikipedia en 2014 y hoy en día todavía sigue ahí, en medio de una cita correcta, excepto porque se añade el músculo plitoidal a la ecuación y que, en realidad, no existe. "Después de que aquellos chicos nos soltasen bastantes burradas paternalistas sobre nuestra propia anatomía sexual, decidimos gastarles una broma para demostrarles que estaban alardeando de su ignorancia", explica Melisa en su hilo de tuits.

Un día, en el tren, Melisa tuvo una revelación y se inventó el plítode o plitodiano, un músculo que supuestamente se encontraría "en la pared que separaba el ano y la vagina y que ayudaba a contraer/relajar". Para que la zona quedara mucho mejor delimitada, por si no estaban entendiendo el lenguaje común, les comentaron que era "donde pegan los huevines". Además, este supuesto músculo sería la causa de que algunas chicas tuvieran vaginismo. Sin embargo, nada de esto era verdad y tampoco se lo creyeron mucho estos amigos a los que intentaron engañar: "Como no nos creían, modificamos la Wikipedia, nos creamos perfiles falsos en foros, como enfemenino, y nos sentimos las más hackers del mundo por unos días", indica en el hilo.

La broma de Melisa y sus amigas ha sido pasada por alto en la Wikipedia posiblemente porque se encuentra en medio de una cita que ya habría sido revisada con anterioridad. Por este motivo, aunque la enciclopedia suele ser bastante fiable ya que cuenta con editores que revisan que la información nueva sea correcta, lo mejor siempre es recurrir a las fuentes primarias del texto o, lo que es lo mismo, los artículos y textos de los que se extrae la información. De hecho, los editores pueden suspender las cuentas de aquellos usuarios que no estén escribiendo información verdadera.

Esta enciclopedia online se basa en la "idea de que los escritores respalden los hechos que redactan con referencias comprobables y fuentes autorizadas lo más posible", es decir, que se utilizan textos académicos para escribir las entradas en Wikipedia. De hecho, las fuentes están señaladas en el texto con un número y al final de la entrada se puede comprobar de dónde viene esta información.

Si necesitas consultar la Wikipedia para realizar un trabajo, no hay problema con que la utilices, siempre y cuando compruebes que las fuentes citadas dicen exactamente lo que recoge el artículo. Además, en ocasiones, al consultar los textos primarios se puede encontrar más información de utilidad. Eso sí, mientras que la Wikipedia puede ser un hilo del que tirar, no hay que fiarse de la información que se puede encontrar en foros: hay que contrastarlo con fuentes fiables, como las que se pueden encontrar en Google Académico.

👇 Más en Hipertextual