A estas alturas, parece ya obvio que tenemos un problema de escala global con el plástico. Reducir su uso y maximizar el reciclaje son las dos grandes vías por las que podemos limitar su impacto en el medio ambiente a largo plazo. Muy barato, y su reciclaje todavía muy costoso, cerca del 80% de los residuos plásticos acaban en vertederos o incinerados.

Parte del conflicto se encuentra en la ordenación: mal clasificada, esta basura que ha de ser ordenada –algo que todavía se hace de forma manual, de forma masiva en algunos países–. La solución que aporta Alphabet –la empresa matriz de Google– es un brazo robótico móvil, capaz de aprender a realizar esta tarea de forma automática y posiblemente de forma más eficiente y barata, gracias a la inteligencia artificial.

Everyday Robots, el nuevo projecto de Alphabet X

Alphabet X, la división anteriormente conocida como Google X, realiza proyectos de innovación y desarrollo de donde han salido iniciativas tan prometedoras como los coches con conducción autónoma que son ahora Waymo. Su última iniciativa es Everyday Robots, una serie de dispositivos que pueden ser entrenados para realizar tareas entre nosotros, de una forma no programada.

Uno de los usos principales, y sobre el que este laboratorio lleva años trabajando, es el de ser capaz de ordenar la basura. Un problema mucho más complejo de lo que parece, pues nace en el reconocimiento de los objetos y llega hasta las capacidades de manipulación de los mismos. Todo ello, de forma autónoma.

Alphabet X Google Everyday Robots
Alphabet X

El objetivo final de este proyecto, es producir robots que se apoyen menos en el código con instrucciones precisas y más en la capacidad de respuesta y adaptación a nuevas tareas y entornos complejos. La idea es que estos puedan operar no solo en centros industriales, sino lugares completamente desestructurados como hogares u oficinas.

Esta suerte de Wall-E, de momento es capaz de releccionar elementos mal organizados en una serie de bandejas de reciclaje. Según apunta la propia división, estos robots ordenan ahora cerca de un 20% de basura que los propios trabajadores de Alphabet X colocan de forma errónea, bajando la cifra de error hasta cerca del 5%.

Desde Wired, que han tenido la oportunidad de acceder a estas oficinas de Google, cuentan que actualmente tienen unos 30 de estos robots, cada uno de los cuales se enfrenta a tres bandejas de basura que han de ordenar.

Brazo robótico de Google ordenando basura

De momento se enfrentan a esta única tarea, aunque el proyecto va mucho más allá. Esperan crear robots autónomos que aprendan tanto de demostraciones humanas, como de la experiencia conjunta de otros robots, así como simulaciones en la nube.

👇 Más en Hipertextual