Facebook no parece detenerse en su objetivo de hacerse con toda tu información. El ejemplo más reciente es una herramienta de reconocimiento facial que sería utilizada para verificar tu identidad. Lo anterior ha sido descubierto por Jane Manchun, quien tiene un historial de exponer nuevas características de Instagram o Facebook al explorar el código de la app.

De acuerdo con el video compartido por Manchun Wong, el sistema captura tu rostro por medio de una video selfie, pidiendo que gires la cara hacia la izquierda y derecha. Esto servirá para comprobar que eres tú y según Facebook "Nadie más podrá verlo y será eliminado 30 días después que tu identidad haya sido confirmada".

La implementación de esta característica no está confirmada, pero de ocurrir, Facebook tendría un elemento más para utilizar como mejor le conviene: hacer dinero.

Lamentablemente para la empresa, la historia no está de su lado. Facebook ha sido acusada en múltiples ocasiones de atentar contra nuestra privacidad. Desde el escándalo de Cambridge Analytica o dejar que terceros que lean nuestros mensajes privados, hasta la decisión de Mark Zuckerberg de permitir anuncios políticos falsos.

El uso del reconocimiento facial necesita ser regulado

El reconocimiento facial es una tecnología que se aplica en múltiples países y ha sido ampliamente criticada no solo por lo poco precisa que es, sino también por el seguimiento que se hace a minorías étnicas utilizando el argumento de la lucha contra el terrorismo.

Mientras países como China la utilizan para actividades como entrar al metro u ofrecer información del vuelo al pasajero con solo escanear su rostro, en otros lugares — como San Francisco — ha sido prohibida por su poca precisión a la hora de diferenciar los rostros de mujeres y personas de color.

La Unión Europea anunció en agosto su intención por regular el uso indiscriminado del reconocimiento facial por parte de empresas y autoridades públicas. El objetivo es brindar a los usuarios la información para saber cuándo se utilizan sus datos. Del mismo modo, instó a establecer un estándar mundial para reglamentar la inteligencia artificial.