Daniel Craig, conocido mundialmente por dar vida a James Bond en las últimas 4 películas del agente británico, confirmó al medio alemán Express que 007: No Time to Die será su adiós definitivo al mencionado papel. Al ser cuestionado sobre su interpretación en los próximos años, el actor dejó claro que alguien más debe tomar su lugar como el 007: "En el futuro alguien más tiene que hacerlo". Por otra parte, afirmó que no tiene planes de convertirse en director.

Diversos reportes ya mencionaban la posible partida de Craig tras No Time to Die. Uno de los principales motivos de su decisión sería su edad —51 años—, pues se ha vuelto más complicado grabar algunas escenas que requieren la participación directa de Craig y no las un doble. Sin ir más lejos, el pasado mayo sufrió una grave lesión en su tobillo mientras se encontraba grabando una escena de la película en Jamaica.

Sin embargo, no es la primera vez que tiene un accidente de este tipo. En la grabación de Casino Royale, en 2006, perdió dos dientes al recibir un fuerte golpe —accidental, claro— de Mads Mikkelsen, quien se puso en los pies del villano Le Chiffre. Más tarde, en 2008, se cortó un dedo mientras filmaba Quantum of Solace. Por desgracia, con Spectre tampoco estuvo exento de estos inconvenientes, ya que durante el rodaje tuvo una lesión en la rodilla que lo obligó a pasar por el quirófano.

Por lo anterior, a nadie debería causarle sorpresa que Craig finalmente abandone la popular franquicia. Tras el estreno de 007: Spectre en 2015, Daniel Craig aseguró que sería su última interpretación del agente británico. De hecho, diversos reportes dieron a conocer que Sony Pictures había comenzado la búsqueda de un nuevo actor. Sin embargo, la productora logró convencerlo de regresar por quinta vez a Bond 25, como se le conocía al largometraje antes de obtener el titulo de 007: No Time to Die. Esta última, por cierto, llegará a los cines el 3 de abril de 2020.

👇 Más en Hipertextual