Infinity Ward liberó la actualización más reciente para su juego Call of Duty: Modern Warfare en la que destaca la presencia de dos mapas completamente nuevos. El parche es el primero de su estrategia para ofrecer contenido gratuito en todas las plataformas, algo que contrasta con los paquetes de mapas que han vendido como DLC durante los últimos años.

Los nuevos mapas son:

  • Shoot House: un mapa dinámico compuesto por tres carriles que ha sido pensado para las peleas a corta distancia. Este escenario parece ser diseñado para los fanáticos del Modern Warfare original y es compatible con las modalidades Team Deathmatch, Domination, Kill Confirmed y Headquarters

  • Krovnik Farmland: este mapa es lo contrario a Shoot House y consiste en un escenario abierto ambientado en Kastovia. Está pensado para batallas a gran escala, por lo que ha sido añadido a Ground War, en donde se enfrentan hasta 64 jugadores distribuidos en dos equipos.

Sumado a esto, Infinity Ward también introdujo a la rotación Hardpoint, una modalidad que ha estado presente en otros títulos de la saga y que recientemente apareció en la versión remasterizada de Call of Duty 4: Modern Warfare. Hardpoint es similar a Headquarters, en donde los jugadores deben asegurar un punto y defenderlo para ganar puntos.

Por último, el parche corrige algunos bugs y realiza un balance en algunas armas, como los rifles de asalto, las ametralladoras MG34 y M91, así como la escopeta 725 que ahora tienen más propagación de fuego. Otras armas como las pistolas o SMGs han sido ajustadas para ofrecer mayor velocidad de movimiento.

El nuevo parche para Call of Duty Modern Warfare ya está disponible para PC, PlayStation 4 y Xbox One.