Durante las últimas semanas, Apple ha ascendido a múltiples ejecutivos al rol de vicepresidente, a la vez que ha contratado a uno de los rostros conocidos del lanzamiento del iPhone en 2007. Los movimientos de la empresa llegan luego de la salida de piezas clave como Jony Ive y Angela Ahrendts, quienes dejaron su puesto en 2019, provocando así una serie de cambios internos.

Un reporte de Bloomberg indica que Paul Meade, quien ha trabajado como jefe de desarrollo de hardware en la división de realidad aumentada en los últimos años, ahora es vicepresidente de ingeniería de hardware. Por su parte, Jon Andrews ahora es vicepresidente de ingeniería de software, luego de laborar junto a Craig Federighi en la arquitectura de los sistemas operativos de Apple.

Kaiann Drance, quien fue responsable de presentar el iPhone 11 durante la pasada keynote de septiembre, será vicepresidenta de marketing, teniendo un rol mucho más activo en los próximos lanzamientos de Apple.

En la parte de audio, Gary Geaves ha sido ascendido a vicepresidente de acústica. Anteriormente era encargado de desarrollar tecnología de sonido para los AirPods y el HomePod.

Por último, Apple ha traído de vuelta a Bob Borchers, quien formó parte del equipo original del iPhone durante 4 años, siendo uno de los voceros principales. A juzgar por su LinkedIn, Borchers lleva tres meses trabajando como vicepresidente de marketing de productos.

Bloomberg indica que estos cambios se han efectuado desde hace algunas semanas, luego de que el personal mencionado se desempeñaba como director sénior y ahora forman parte de un grupo de 100 vicepresidentes que le reportan a Tim Cook y otros directivos sénior.