Como el año pasado, Amazon ha anunciado que va a abrir una tienda temporal para el Black Friday en el centro de Madrid con la intención de dar a los usuarios una forma más cercana de acceder a las ofertas que, como suele ser habitual, la compañía centra en ese mismo día. No obstante, la tienda, como sus ofertas, va a alargar su apertura durante varios días, del 28 de noviembre al 1 de diciembre.

Se trata de una pop-up store, puesta en uno de los centros neurálgicos del comercio en Madrid. La pop-up de Amazon para el Black Friday estará ubicada en la Plaza de Callao de la capital durante esos cuatro días, una zona muy cotizada, precisamente, para la apertura de ese tipo de tiendas que tiene un espacio especial durante unos pocos días al año.

De esta forma, se espera que, junto con las ofertas del propio Black Friday, Amazon utilice esta tienda para mostrar algunos de sus productos más punteros y recién anunciados, como la nueva línea de los Echo y Alexa y algunas otras opciones dentro de su categoría de casa conectada y altavoces inteligentes.

En este sentido, todos los productos que estén en la tienda se podrán comprar directamente a través de la app de Amazon a través de los códigos QR que habrá en la tienda junto con cada uno de sus productos.