Las televisiones de Xiaomi generan un interés muy elevado entre el público especializado y, en especial, entre los Mi Fans –término utilizado para referirse a los fanáticos de la marca–. Sin embargo, ninguno de los modelos anunciados por el fabricante ha llegado, por el momento, al mercado europeo, donde Xiaomi comenzó a operar a finales de 2017.

Cuestionado sobre esta pregunta, el máximo responsable de Xiaomi en Europa (Ou Wen) ha asegurado a este medio que el objetivo de la marca es lanzar algunos de sus modelos de TV antes de que finalice 2019, aunque reconoce que el proceso previo es más complejo de lo que parece. “Estamos trayendo una Smart TV, no es solo el hardware. Tenemos que integrar servicios y negociar acuerdos con partners”, asegura.

Ou Wen también se muestra confiado respecto a las posibilidades de rivalizar con las marcas clásicas del sector (como Samsung, LG o Sony), que lideran indiscutiblemente esta industria en el país. Además, asegura que el plan de la compañía es llevar sus televisiones a todo el mercado europeo en el que ya operan, no solo al español.

Dado que uno de los pilares de la estrategia de Xiaomi son los servicios de internet –o, al menos, ese es el objetivo de la compañía–, la llegada de productos como televisiones supone una oportunidad única de fidelizar a los consumidores durante un mayor periodo de tiempo, pues los ciclos de renovación de este tipo de equipos es muy superior al de, por ejemplo, los smartphones. A su vez, esto podría facilitar la obtención de ingresos adicionales y recurrentes gracias a los servicios de suscripción asociados que se puedan generar desde la propia TV.