J.J. Abrams será encargado de cerrar la saga de Skywalker cuando se estrene el Star Wars: El ascenso de Skywalker. Con esto, el director tendrá una de las tareas más complejas al concluir la historia que abarca 9 películas, spin-offs, libros y series animadas que han surgido durante los últimos 42 años.

En una entrevista con Entertainment Weekly, Abrams confesó que los finales son lo que más le asusta, y que tiene la intención de cerrar la saga de una manera emocional y significativa, al mismo tiempo que resuelve tantas preguntas como sea posible. Eso último parece un trabajo complejo, ya que el director no solo tiene que concluir el ciclo de Rey, Kylo y compañía, sino todas las historias surgidas desde 1977.

La idea de Abrams es que aquellos que hagan un maratón de Star Wars a futuro puedan ver una historia lo más coherentemente posible. El director también mencionó que esto no quiere decir que no haya espacio para lo inesperado, o que tenga que resolver absolutamente todos los hilos de la trama, aunque está consciente de que es el final de una trilogía y que debe satisfacer.

La llegada de J. J. Abrams al relevo para cerrar la última trilogía de la saga Skywalker se siente casi como un botón de emergencia presionado por Disney. Luego de la polémica causada por Rian Johnson en Star Wars Episodio VIII: Los últimos Jedi era necesario asegurarse que el fin de "los tres juegos de tres actos" — como definía George Lucas a Star Wars —tenga sentido para los fanáticos que han seguido la historia desde A New Hope.

Se ha rumoreado que la cinta tendrá una duración de 2 horas y 35 minutos, lo que la convierte en la más larga de la nueva trilogía.


Star Wars: El ascenso de Skywalker se estrena el próximo 20 de diciembre en cines de todo el mundo y marca el final de la Saga Skywalker que inició en el Episodio I.