Netflix ha revelado uno de sus secretos más preciados que tiene que ver con el modo como clasifica a sus suscriptores y cómo esta distribución tiene influencia en la decisión de ampliar o cancelar alguna de sus producciones originales.

La empresa envió una carta a un comité Parlamento del Reino Unido en la que se detalla el modo como Netflix mide el desempeño del contenido y comparte la información a los creadores. Para esto, la compañía ha creado tres categorías: starters, watchers y completers, las cuales se diferencian por su comportamiento a la hora de ver series o películas.

La categoría starters — o iniciadores — son aquellos que ven apenas dos minutos de una película o un episodio de una serie, mientras que los completers — o completadores — miran el 90% de una película o la temporada completa de una serie. Entre ambos se encuentran los watchers, quienes pertenecen a una especie de promedio que ve hasta el 70% del film o un episodio completo de alguna serie.

Netflix dice que estas métricas brindan a sus socios una visión más amplia de cómo los suscriptores al servicio interactúan con las producciones de principio a fin. De igual modo reveló que en ciertas ocasiones comparten la métrica de los "watchers" con el público o los creadores, por ejemplo, cuando se habla de la audiencia de una serie que se ha vuelto popular.

La empresa siempre se ha mantenido hermética y solo revela cifras importantes durante los informes financieros. El ejemplo más reciente es Stranger Things, que consiguió 64 millones de visualizaciones durante las primeras 4 semanas. Esto se ha replicado en otras series, como Umbrella Academy o Murder Mistery, quienes también han batido récords de audiencia.

Netflix ha compartido la información como parte de la evidencia escrita de la investigación "Servicio público de radiodifusión en la era del video bajo demanda". Iniciado por el Comité de Comunicaciones, el estudio busca determinar si el servicio de streaming ha vuelto redundante a las transmisiones del estado.