Microsoft ha presentado la Surface Pro X, su dispositivo más delgado y ligero hasta la fecha con apenas 5,3 milímetros de grosor. Se trata de un 2 en 1 (tablet y ordenador) con pantalla PixelSense de 13", resolución de 2880 x 1920 píxeles y 267 ppi. También incluye un nuevo Slim Pen para que el sector creativo explote las posibilidades de este nuevo formato.

No obstante, las novedad más interesante es que el equipo da la bienvenida a un procesador ARM firmado por la propia Microsoft, el SQ1. Es una versión modificada del Snapdragon 8cx de Qualcomm, el cual logra triplicar la potencia por vatio del Surface Pro 6 e integra componentes específicos dedicados a inteligencia artificial. Esta no es la primera vez que la compañía explora esta arquitectura, pues en 2013 lo hicieron con el Surface 2 y el Surface RT –aunque sin demasiado éxito–.

El diseño de este nuevo equipo se asemeja bastante al de otros Surface Pro, pero presume de marcos delgados y esquinas redondeadas. Además, en la parte superior de su teclado incluye un espacio para colocar el Slim Pen y cargarlo de manera inalámbrica, algo que otros modelos no ofrecen.

En lo que a conectividad se refiere, el Surface Pro X cuenta con un puerto USB-C, redes LTE y Wi-Fi 5. También es compatible con Windows Hello, trackpads de alta precisión y una versión plena del sistema operativo Windows, pudiendo ejecutar Office, Edge y otras aplicaciones sin ningún tipo de limitación.

El Surface Pro X tendrá un precio de 999 dólares y estará disponible en Estados Unidos a partir del 9 de noviembre. Respecto a España y México, por el momento, se desconoce cuándo llegará y el precio exacto que tendrá.

👇 Más en Hipertextual