MásMóvil sigue amasando intenciones de crecer a lo grande en España, donde según afirma El Confidencial de acuerdo a fuentes conocedoras de la operación, su próximo objetivo sería Vodafone España, con la ayuda financiera de Goldman Sachs.

Con el auge y posterior captación por parte de las grandes operadoras españolas de la mayoría de OMVs que operan en el país, MasMóvil se convirtió entraba como una de las cuatro grandes –junto a Movistar, Orange y Vodafone–. Tras la adquisición de Pepephone, Yoigo, Llamaya, Lebara y más recientemente Hits Mobile, prepara el próximo movimiento y mayor movimiento de la compañía.

MásMovil, a por Vodafone España: triplicar el tamaño

Si bien desde MásMóvil niegan la operación –también desde Vodafone y de forma rotunda–, esta podría haberse encontrado el pasado verano en fases avanzadas de negociación. Meinrad Spenger, su consejero delegado, habría obtenido por parte de Goldman Sachs el respaldo financiero necesario para comprar la filial española del grupo inglés, incluso teniendo en cuenta que se haría por el doble de la actual valoración total de MásMóvil: 6.000 millones, frente la actual capitalización del grupo amarillo en 3.000 millones de euros.

"En respuesta a rumores especulativos respecto a una posible transacción, MASMOVIL informa de que no está inmerso en ningún proceso de adquisición, fusión o cualquier otro tipo de transacción corporativa con Vodafone España."

La compra habría quedado cerca de diez veces en volumen respecto al primer movimiento anterior: la compra de Yoigo en 2016 y sus 612 millones de euros. Con ella, MásMóvil ya multiplicaba por nueve su base de clientes.

Vodafone España encadena varios años en rojo, lo cual se habría intensificado en el último ejercicio fiscal, donde las pérdidas se habrían más que triplicado para situarse en los 601 millones de euros. Por tanto, podría ser una buena oportunidad para el operador de cerrar una sangría y guerra de precios.

Tras la compra del operador de redes fijas Ono en 2015, Vodafone España anunciaba a principios de año un expediente de regulación de empleo con el que dejaba caer hasta 1.200 trabajadores, un 20% de sus trabajadores.

De llegar a sellarse, la operación podría poner en manos de MásMóvil otras 11,3 millones de líneas móviles, 3,2 millones de líneas fijas, 1,3 millones de suscritos a sus packs de televisión y el único despliegue incipiente de una infraestructura 5G que será cada vez más relevante.

En cualquier caso, MásMóvil cerró recientemente un acuerdo con Orange para el alquiler de su infraestructura de redes móviles, fibra y banda ancha.